Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sindicatura ve irregularidades del ICO en la compra de equipos de radiología

El ente fiscalizador detecta anomalías en el proceso de contratación de tres equipos de radioterapia

El Instituto Catalán de Oncología (ICO), una empresa pública que gestiona y presta servicios de atención oncológica en Cataluña, cometió irregularidades en la compra de tres equipos de radioterapia. Así lo constató ayer la Sindicatura de Cuentas en un informe sobre la gestión del ICO en 2009 y 2010, en el que detectó varias anomalías en la licitación de estos aparatos.
Según el análisis del ente fiscalizador, el ICO incurrió en “diferentes irregularidades” en la contratación de tres aceleradores lineales para sus delegaciones en Badalona, Girona y L'Hospitalet de Llobregat, que adquirió por valor 2,79 millones de euros mediante un procedimiento abierto.

La Sindicatura denunció que en las condiciones de adquisición de dos de los aceleradores se establecían unos requisitos técnicos muy concretos, que hacían referencia a elementos específicos “ya disponibles en el ICO y suministrados anteriormente por el proveedor al que se le adjudicó la licitación”. El ente fiscalizador recomendó, entre otras cosas, que deberían haberse hecho “especificaciones técnicas comunes, evitando hacer referencia a una marca concreta”. El ICO, por su parte, alegó que las nuevas máquinas “tienen que ser compatibles con la tecnología ya existente” y justificó que las condiciones de contratación concuerden con el producto concreto de una marca porque el mercado “se reduce a tres empresas fabricantes” a nivel mundial.

La Sindicatura también criticó que, en uno de estos casos, antes de la contratación, uno de los proveedores realizó una propuesta económica de 2,77 millones de euros y, a raíz de ello, el órgano de contratación del ICO modificó el presupuesto máximo de licitación y estableció el mismo importe que el de la propuesta que había hecho el proveedor.

La Sindicatura recomendó que, al hilo de las condiciones específicas que se requieren en la licitación, en lugar de un proceso de licitación abierto, el ICO debería valorar la posibilidad de realizar las contrataciones “mediante un proceso negociado sin publicidad por exclusividad y justificarlo debidamente en el expediente” de licitación.

Por otra parte, el informe también destacó que el ICO asumió la remuneración de cinco empleados de la entidad que estaban prestando servicio en otros entes del sector público sanitario de la Generalitat.