Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA MULTA POR LAS 'VACACIONES FISCALES'

El Gobierno convoca para el miércoles el Consejo Vasco de Finanzas

El Ejecutivo asume el 70% de la multa pero no desvela si primero tandrán que pagar las diputaciones

El Gobierno vasco y las tres diputaciones se reunirán el próximo miércoles para cerrar el reparto de los porcentajes de la multa de las vacaciones fiscales, los controvertidos 30 millones que Euskadi tiene que pagar por incumplir de forma reiterada a lo largo del tiempo las sentencias comunitarias que les obligaban a recuperar las ayudas ilegales concedidas a empresas en la década de los 90.L

La propuesta del Gobierno vasco arroja un resultado económico satisfactorio para todas las partes, es decir, el consejero de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria, asume el 70% de la multa, pero todavía la fórmula no convence del todo a las diputaciones.

La principal consecuencia de ese desacuerdo es que el Consejo Vasco de Finanzas que estaba provisto para hoy —el Gobierno comunicó a las instituciones forales que quería reunirles a todos antes del fin de semana— se aplazó, hasta una nueva cita que, aunque todavía no ha sido oficialmente convocada se hará el próximo lunes para el miércoles.

El Gobierno quiere compensar a las diputaciones pero a posteriori

El problema surgió cuando el Gobierno vasco propuso a las diputaciones compensar, en vez de asumir directamente, el 70% de la multa a las diputaciones. Es decir, Bizkaia tendría que pagar inicialmente en torno al 50% de la multa, Gipuzkoa en torno al 35% y Álava el restante 15%, —15 millones Bizkaia, 16 Gipuzkoa y 4 Álava—. Una vez efectuado el pago a la Hacienda central, es decir, devuelto el dinero al ministro Cristóbal Montoro, el Gobierno vasco compensaría con 21 millones a las tres diputaciones.

Las diputaciones creen que políticamente es inasumible, aunque el resultado contable sea el mismo y le pidieron a Gatzagaetxebarria que desembolse el 70% desde el inicio. En ese caso a Bizkaia le correspondería pagar 4,5 millones, a Gipuzkoa 3,2 y finalmente a Álava en torno a 1,3 millones de euros.