Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC vota en contra de evitar nuevos recortes en los hospitales públicos

PSC e ICV-EU pedían que los centros sanitarios no tuviesen que asumir los 60 millones de déficit que generaron en 2013

El Parlament ha rechazado una enmienda para garantizar el cese de los recortes en los presupuestos de los hospitales públicos catalanes. ERC ha dado su apoyo al gobierno y ha votado en contra de asegurar “la misma disponibilidad económica centro por centro que en 2013, sin tener que disminuir 60 millones de euros” correspondientes al déficit que hicieron los hospitales catalanes el año pasado. Dentro de una moción sobre la situación de los profesionales del sector sanitario propuesta por Ciutadans (C’s), PSC e ICV-EU presentaron una enmienda conjunta para que el gobierno se comprometiese, tal y como había asegurado el consejero de Salud, Boi Ruiz, en sus intervenciones, a mantener los presupuestos de 2013 de los hospitales, eximiéndolos de asumir el déficit generado año pasado. A pesar de contar con el apoyo del resto de los grupos parlamentarios, la enmienda fue rechazada con 69 votos en contra y 62 a favor.

“La enmienda reconoce el compromiso del consejero, ayer en el pleno, de que los 60 millones de euros no se aplicarán, o sea, que los centros no tendrían que asumir en un año el déficit generado el año pasado”, explicó antes de las votaciones la diputada de PSC, Núria Segú. “Entendemos que después de haberse pronunciado el consejero en este sentido, se podrá aprobar por parte de esta cámara que no habrá un recorte de 60 millones más en los presupuestos de este año”, concluyó la diputada de ICV, Marta Ribas, quién avisó que, de no aprobarse, la petición volverá a estar presente en la moción que presentará su grupo parlamentario en las próximas semanas.

Ante la atónita mirada de los miembros de la Junta de Personal del Hospital de Bellvitge, que siguieron las intervenciones y las votaciones desde la tribuna de invitados, la diputada de ERC, Alba Vergès, ya dejó entrever en su comparecencia las intenciones de su partido de votar en contra de la enmienda. “El presupuesto está garantizado, pero los 60 millones que dicen ustedes no estaban en los presupuestos de 2013”. Según los sindicatos de Bellvitge, asumir el déficit generado por su hospital en 2013, significaría recortar “unos 11 millones” del presupuesto del centro -que ya es un 14,5% menos que en 2010-.

Tras las votaciones, la Junta de Personal se ha encarado con Vergès, a la que acusaron de “tener otros intereses prioritaros” antes de salvaguardar la sanidad pública. “El voto de CiU ya nos lo esperábamos porque conocemos su discurso pero estamos muy decepcionados y no nos esperábamos que un partido de izquierdas como ERC no nos ayudase, porque necesitamos urgentemente que nos garanticen el mismo dinero que el año pasado”, ha manifestado el presidente de la Junta de Personal, Ramón Montoya. La vicepresidenta de Metges de Catalunya (MC) y miembro de la Junta de Bellvitge, Teresa Fuentelsaz, ha calificado de “sorpresa horrorosa” la respuesta de los republicanos. “Es inconcebible lo que ha pasado. ERC no puede seguir tirando la piedra y escondiendo la mano: dice que apoyaron los presupuestos con la condición de que no rebajen en salud, pero vota en contra de esto. Nos están dejando con muy pocos recursos para atender a la población. Y que no nos digan que es demagogia, porque nosotros trabajamos en los hospitales y sabemos lo que se está viviendo allí.”