Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moliner pide listas abiertas para elegir directamente la asamblea de la Diputación

El presidente de la Diputación de Castellón dice que hará la propuesta formalmente

El PSPV critica la falta de un plan B al modelo de Carlos Fabra para Castellón

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, a la izquierda.
El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, a la izquierda.

El presidente de la Diputación y del PP de Castellón, Javier Moliner, ha pedido este jueves que la elección de los diputados provinciales se haga mediante elección directa en listas abiertas con una tercera urna y ha apuntado que llevará la propuesta a los foros correspondientes para su estudio. Moliner ha aprovechado la celebración del primer pleno extraordinario sobre el debate de la provincia para realizar este anuncio, que ha vinculado a la necesidad de acercar a los ciudadanos a esta institución que es ahora “una Diputación renovada en un tiempo nuevo”. “El gran reto es que los ciudadanos vuelvan a confiar en esta institución” y recuperar el significado de “servidor público”, ha apuntado.

La propuesta ha sido acogida con cierta indiferencia por la oposición. “No sé si su propuesta cuenta con el visto bueno de Rajoy”, ha preguntado el portavoz del PSPV-PSOE, Francesc Colomer. El diputado de Compromís, Enric Nomdedéu, le ha reprochado por su parte que la modificación de la ley electoral no depende de la Diputación.

Moliner ha realizado este anuncio en su intervención durante el primer debate sobre el estado de la provincia, en el que se ha remitido a la “peor herencia” de un gobierno central que recibió cuando tomó posesión hace tres años. "Hoy las cosas han cambiado”, ha asegurado. Moliner ha reiterado los logros de su gestión como la reducción de la deuda y el aumento de la inversión y ha apuntado a 2015 como “el año de las infraestructuras” para Castellón. “Por fin veremos aterrizar aviones llenos de turistas”, ha indicado.

El portavoz socialista ha criticado que hable de la herencia de Zapatero. “Que cada palo aguante su vela, porque ustedes están aquí desde hace veinte años”, le ha recordado. Colomer ha admitido el “cambio de estilo” frente a las formas del expresidente Carlos Fabra y ha criticado que Moliner no tenga una hoja de ruta para la provincia. “Antes había una, aunque mala, y ahora no hay plan b, ha manifestado apuntando a los planes de Fabra para desarrollar en la provincia doce campos de golf, un parque temático, miles de viviendas en la costa, el aeropuerto, etcétera. También ha hablado de las desigualdades agravadas por la corporación provincial: “Pasamos de las piscinas cubiertas para unos a los camiones cuba para otros”.

El portavoz de Compromís, Enric Nomdedéu, también ha afeado a Moliner que hablara de la herencia del gobierno socialista. “Estamos históricamente maltratados por el Gobierno”, ha afirmado. Y sobre el turismo, que el presidente de la Diputación ha apuntado como un sector en crecimiento, Nomdedéu ha indicado que los datos no son tan positivos. “Algo no se está haciendo muy bien, debería ir mejor”, ha sostenido.

De hablar poco de la provincia se ha pasado, ya en el segundo turno, a hablar menos. PP y PSPV se han reprochado mutuamente los proyectos no realizados y los realizados pero no puestos en marcha de los gobiernos de Zapatero y Aznar-Rajoy. El vicepresidente de la Diputación, Miguel Barrachina, ha cargado contra el proyecto Castor y las dos desaladoras “que nadie quiere poner en marcha”.

Sólo el diputado de Compromís ha recordado los asuntos judiciales en los que está relacionada la Diputación: el de la corrida de la Beneficencia y el escándalo de la depuradora de Borriol.