Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta avala el último tramo del Metro de Granada que funcionará en 2015

Vázquez acusa al Gobierno central de “pervertir” el sistema de financiación autonómica

El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez,ayer en Sevilla. Ampliar foto
El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez,ayer en Sevilla.

El Consejo de Gobierno de la Junta autorizó este martes la concesión de un aval de 130 millones de euros, con el que la sociedad pública Metro de Granada podrá financiar el final de las obras y poner en funcionamiento el metro en 2015, según afirmó en Sevilla el portavoz del Ejecutivo, Miguel Ángel Vázquez. Se trata de un aval del Banco Europeo de Inversiones (BEI) que se suma al suscrito en febrero de 2012 por la misma cuantía y que tiene un periodo de amortización de 25 años, incluyendo cinco de carencia para el pago del principal. Junto con los 260 millones de euros procedentes del BEI, el proyecto cuenta también con financiación privada a través de un crédito de 85 millones de los bancos BBVA, Sabadell, Santander y Mare Nostrum (entidad que integra a la antigua Caja General de Granada). La inversión total prevista es de 558 millones, de los cuales 213 millones los ha aportado la Junta. El Metro de Granada, que discurrirá por los municipios de Albolote, Maracena, Granada y Armilla, tendrá un recorrido de 15,9 kilómetros (el 83% en superficie), contará con 26 estaciones y atenderá a unas 110.000 personas (residentes a menos de 500 metros de una estación). La previsión es que tenga una demanda de unos 12 millones de viajeros en su primer año de explotación comercial.

El Consejo de Gobierno ha aprobado también la elaboración de los planes de transporte metropolitano de Almería, Campo de Gibraltar, Córdoba, Huelva y Jaén. Se trata de propuestas de movilidad sostenible que se aplicarán en 77 municipios con una población de 1,8 millones.

Por otra parte, Miguel Ángel Vázquez aseguró este martes que la intención de la Junta de recurrir ante los tribunales para que el Gobierno central aborde el debate sobre un nuevo sistema de financiación autonómica es “razonable desde el punto de vista jurídico y político, porque se está penalizando a Andalucía al mantener un sistema de financiación pervertido”. Según el portavoz, la comunidad pierde 1.000 millones al año por la incorrecta aplicación del sistema del Gobierno central.

Respecto al Presupuesto de 2015, Vázquez explicó que comenzará a elaborarse a partir del 30 de julio, cuando el Ministerio de Hacienda informe sobre cuáles serán las entregas a cuenta a las comunidades, un capítulo que representa el 90% del Presupuesto andaluz. “Nos tememos que el retraso es una maniobra de Hacienda para perjudicar a las comunidades autónomas que somos los garantes de las políticas sociales”, añadió.