Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de la Vall d’Uixó, imputado por malversación

Óscar Clavell declarará en septiembre por autorizar el pago de 706.789 euros pese a informes negativos

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Nules ha citado al alcalde de la Vall d'Uixó, Óscar Clavell, a declarar como imputado en una causa abierta por un presunto delito de malversación. La causa, según han informado desde el Tribunal Superior de Justicia valenciano, se ha abierto tras admitir a trámite la querella de la fiscalía de Castellón contra el regidor en la que le achacaba indicios de haber cometido delitos de prevaricación, malversación y fraude. Clavell tendrá que declarar el 26 de septiembre por autorizar el pago de doce facturas por 706.789 euros a la empresa adjudicataria del servicio de limpieza viaria y transporte de residuos (Secopsa Medioambiente S. L.) siendo concejal delegado y alcalde accidental entre diciembre de 2010 y enero de 2011 a pesar de informes técnicos contrarios.

La oposición en el consistorio viene denunciando posibles irregularidades en la gestión de este servicio desde que la entonces alcaldesa Isabel Bonig lo privatizó y el Ayuntamiento lo adjudicara a Secopsa en 2009. El fiscal abrió una investigación y concluyó que se abonó a esta firma 706.789 euros y que este pago fue "la culminación de todo un proceso en el que el querellado (Clavell) desoyó los informes de los técnicos, les presionó para que validaran las facturas, validó personalmente las facturas que aquellos no habían conformado por no haberse prestado los servicios o haberse hecho defectuosamente y, finalmente, aprobó y ordenó el pago de forma totalmente arbitraria".

Bonig era alcaldesa

Los hechos se remontan a 2010, siendo Bonig alcaldesa y Clavell concejal de urbanismo. La técnico encargada de hacer un seguimiento a la firma no validó las facturas por no estimar acreditado el cumplimiento del contrato. Pero sí lo hizo el entonces edil, según el fiscal, aun "siendo conocedor de los defectos" y cuando otra técnico le alertó de incumplimiento o cumplimiento defectuoso del servicio. El pago se aprobó en una junta local de gobierno del 27 de diciembre con los informes en contra de Intervención y el del director del área de servicios económicos. Clavell revocó el acuerdo un día después pero acabó autorizándolo finalmente en enero de 2011, como alcalde accidental, y sin la aprobación final de la junta de gobierno local, tal y como recoge el fiscal en su querella.