Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran: “Si Rajoy no se mueve ya, todo reventará”

El líder de Unió sigue pensando sobre sus cargos en CiU, pero dice que no abonará su ruptura

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida. Ampliar foto
El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida. REUTERS

El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, lleva meses avisando al presidente Mariano Rajoy de que debe mover ficha en Cataluña para que la situación no se le vaya de las manos, advirtiéndole de la posibilidad de una declaración unilateral de independencia. Pero el aviso de que ha hecho esta mañana, en la carta que semanalmente escribe a sus militantes, suena a ultimátum: "Si el Estado no mueve ficha antes del verano, el choque de trenes no se podrá parar. Si no se saca presión a la olla con propuestas que el pueblo catalán pueda aceptar después de ser consultado, la situación reventará", afirma.

El democristiano siempre ha defendido que si el Gobierno hiciera una oferta que incluyera el reconocimiento nacional de Cataluña, una mejora de la financiación y el respeto a la lengua en la educación, la propuesta podría ser atractiva para Cataluña, siempre que se votara en una consulta. Pero sus propuestas han caído en saco roto, y por ello alerta del choque de trenes, que describe así: "Hace mucho tiempo que advertí a Rajoy en sede parlamentaria de una declaración unilateral de independencia. Seguramente iría acompañada de una suspensión de la autonomía. Cataluña lo pasaría mal, y España también. ¿Cuesta tanto de ver este futurible por parte de los que tenemos responsabilidades?", se pregunta, e insiste: "Si Rajoy no se mueve ya, todo reventará".

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ya ha dejado claro que su hoja de ruta "sigue adelante" aunque no haya pacto. Así lo ha remarcado esta mañana en un encuentro con empresarios en La Seu d'Urgell (Lleida), en el que ha aseverado que no puede echarse atrás: "Lo que estamos haciendo tiene riesgo. Quizás mucho. ¿Pero alguien calcula el riesgo de no hacerlo?", se ha preguntado. Pese a que no variará su plan, Mas espera que haya entendimiento con el Gobierno "para hacer las cosas lo mejor posible y en beneficio de todos".

Nunca se me ha pasado por la cabeza la ruptura de la federación"

Con el proceso soberanista en marcha, el papel que jugará Duran en los próximos meses sigue siendo una incógnita. Tras pasar una semana de vaivenes, el democristiano continúa reflexionando sobre sus cargos y su responsabilidad al frente de Convergència i Unió. Duran, que ya dijo que esperará a la coronación de Felipe VI, el 19 de junio, para anunciar su decisión, asegura que sea cuál sea su opción la consensuará antes con Mas, líder de CiU. El democristiano piensa seguir como portavoz nacionalista en el Congreso, pero medita sobre la secretaría general de la federación nacionalista. Pese a que en una entrevista en Le Monde dio por hecho que el proceso soberanista influía en su decisión, el democristiano niega en la carta sus propias palabras -"le doy vueltas, pero nada tiene que ver con la consulta"- y asegura que si abandona la dirección de CiU ya explicará los motivos en su momento. Lo que no abonará, sentencia, es que Unió y Convergència se presenten por separado: "Nunca se me ha pasado por la cabeza la ruptura de la federación".

Duran también reflexiona sobre su continuidad al frente de la Comisión de Exteriores del Congreso por las críticas que ha recibido tras el apoyo a la consulta y la abstención de CiU en la Ley de Abdicación del Rey. "Si se creen que por presidir Exteriores debo hipotecar mis posiciones, están equivocados", avisa Duran.

El democristiano quiere seguir participando de la política para tener un papel importante en las reformas que exige al Gobierno del PP. Además de la situación catalana, Duran concluye que "todo el sistema institucional se tambalea". Y por ello apremia al Gobierno a que inicie una amplia regeneración política que empiece con cambios en la ley electoral, reforma de las Cortes, la Constitución, y una solución aceptada para Cataluña. "Si no, estamos ante la crónica anunciada de un gran terremoto de inestabilidad con consecuencias sociales, económicas, y políticas graves".

Más información