Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anfac mejora sus previsiones y prevé vender 850.000 turismos este año

La patronal defiende que el sector originó el año pasado 25.000 millones en las arcas de las administraciones

El optimismo ha regresado al sector del automóvil. De tal modo que la asociación de los fabricantes de automóviles Anfac ha elevado las optimistas previsiones que lanzó en diciembre pasado respecto a las ventas de turismos en España para este año. De los 820.000 vehículos que preveía entonces ha pasado a las 850.000, una cifra que podría aproximarse al millón de unidades si se suman vehículos comerciales, la estimación se sitúa en los 100.000 vehículos, y otros 15.000 en el segmento de industriales.

"Creemos que España volverá al millón de unidades, número del que no tendríamos que haber salido", ha afirmado esta mañana Mario Armero, vicepresidente de la patronal. El año pasado el total de vehículos matriculados en España se situó en una cifra de 823.000.

El sector del automóvil facturó el pasado año 40.000 millones de euros, un 11% más que un año antes, según figura en la memoria anual de la organización que reúne a los fabricantes. Esa actividad originó una recaudación fiscal a las administraciones de 25.000 millones de euros, un 1% más, argumento que utiliza el sector para reclamar al Gobierno el mantenimiento de los planes de ayuda a la renovación del parque automovilístico, el PIVE para turismos y el PIMA Aire para vehículos comerciales. Está previsto que el próximo viernes el Consejo de Ministros apruebe la sexta edición del PIVE, después de que se hayan agotado los 175 millones de euros que destinó a la última convocatoria.

El sector de la automoción en España representa el 2,4% del conjunto mundial, otro elemento que ha utilizado Armero para defender a la industria. Tras haber captado una inversión de 3.500 millones de euros invertidos en los últimos años, recursos vinculados en gran parte a la asignación de 20 nuevos modelos a las fábricas españolas, Anfac cree que la industria española podría captar otros 1.500 millones de euros en los próximos años.

Con esas estimaciones, la previsión es alcanzar los tres millones de vehículos de producción en 2017 y superar el 3% de peso mundial en 2017, con el objetivo de que España opte a regresar al grupo de diez mayores países en fabricación de vehículos.