Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las escuelas retrasan impartir el 25% de castellano hasta mitad de junio

Los colegios aseguran que la fecha hace inaplicable la medida este curso

El mandato judicial de aplicar el 25% de horas de castellano en cinco colegios tiene visos de tener poco recorrido este curso. Las escuelas no tienen previsto fijar este porcentaje hasta el 16 de junio siguiendo instrucciones del Departamento de Enseñanza, según confirmaron dos de ellas. En la práctica, esto haría inaplicable la medida, ya que el curso finaliza el 20 de junio y los últimos días de clase se dedican a evaluaciones o actividades lúdicas. “Realmente esos días hay poca actividad lectiva”, admite uno de los directores.

El serial del 25% de horas en castellano estalló a finales de enero, a raíz de cinco autos del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en que fijaba este porcentaje mínimo —lo que se traduce en una asignatura más impartida en español— en cuatro escuelas concertadas y un instituto público. La medida solo se aplica en un aula si un alumno lo pide, así que solo se aumentará las horas en las clases judicializadas.

El TSJC dio un mes de plazo a los directores para aplicar el 25%, pero diferentes recursos paralizaron el proceso hasta que el pasado 30 de abril el tribunal se reafirmó en su decisión y reactivó el plazo, que finaliza este lunes próximo. La Generalitat, que ha recurrido al Supremo, ha buscado en todo momento atrasar su entrada en vigor y defiende que la sentencia no es firme hasta pasados 10 días de su publicación, cosa que fija el vencimiento en el 16 de junio. En cambio, el TSJC entiende que el plazo expira el 2 de junio y Convivencia Cívica Catalana, que gestiona las denuncias, considera que la Generalitat “se inventa las leyes”.

Enseñanza asegura que todavía no ha tomado una decisión y que lo hará hoy viernes. “Se trabaja con diferentes estrategias y una de ellas afecta también al calendario de aplicación de los autos”, tercian fuentes del Departamento.

En uno de los últimos encuentros celebrados con las escuelas, la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, solicitó a los centros afectados una planificación detallada con las clases y actividades que tenían previstas durante el mes de junio. En base a ello, Rigau se comprometió a dictar unas instrucciones individualizadas a cada centro sobre cómo aplicar el 25% de horas en castellano. La Generalitat confirma que todavía no las ha enviado.

En todo caso, la preocupación de Enseñanza se fija en el próximo curso y los posibles nuevos casos que puedan aparecer auspiciados por la jurisprudencia del TSJC, por lo que está ultimando una orden que regule la presencia del castellano en las aulas.