Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUSTICIA

El Supremo ratifica la condena a prisión para dos profesores de la UPV

El exdecano de la Facultad de Medicina, Francisco Javier Goiriena, y a la exdirectora de Estomatología, Montserrat Barranquero, fueron condenados por malversación

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la condena que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) impuso al exdecano de la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco (UPV), Francisco Javier Goiriena, y a la exdirectora de Estomatología, Montserrat Barranquero, por malversación, informa Efe. La Audiencia de Bizkaia les condenó en octubre de 2012 a 5 años y 3 meses de cárcel a cada uno, además de nueve años de inhabilitación absoluta, junto a la obligación de indemnizar a la Universidad del País Vasco con 168.400 euros -más los intereses- de manera solidaria, un fallo que confirmó el TSJPV en marzo del pasado año y ahora el Supremo.

El fiscal había pedido que se confirmara la condena, como así ha sido, según ha informado la universidad vasca. La sentencia consideró probado que ambos se pusieron de acuerdo para apropiarse de fondos que eran de la universidad y que para lograrlo falsificaron documentos mercantiles. Ambos eran socios en varias sociedades mercantiles de las cuales el único cliente era la UPV, para la cual, según la sentencia ahora recurrida, emitieron un total de 34 "facturas simuladas por unos servicios inexistentes".

Tras conocer la decisión del Supremo, el equipo rectoral de la Universidad del País Vasco ha anunciado que adoptará de forma "inmediata las resoluciones oportunas para la ejecución de la sentencia, en el momento en el que se le comunique oficialmente la firmeza de la misma".

En un comunicado, la UPV ha recordado que apreció en su momento indicios de posible delito en la gestión del Departamento de Estomatología e inmediatamente puso estos hechos en conocimiento de la Fiscalía. Desde entonces, la institución académica "ha ratificado una y otra vez esta denuncia en las instancias judiciales correspondientes", a lo largo de los 14 años que ha durado este proceso, en los mandatos de tres rectores diferentes.

El equipo rectoral de la Universidad vasca ha confiado en que la aplicación de esta sentencia por la institución universitaria "ponga punto final a esta reprobable actuación".