Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los codiciados turistas

Euskadi, “un destino joven y emergente”, aspira a ganar viajeros extranjeros

El objetivo es atraer a visitantes cosmopolitas y de clase media alta

Un grupo de turistas extranjeros recorre las calles de San Sebastián en patinetes eléctricos.
Un grupo de turistas extranjeros recorre las calles de San Sebastián en patinetes eléctricos.

El Turismo supone el 5,6% del PIB de Euskadi. Un sector que además ha experimentado un crecimiento continuo desde 2000, según datos del Gobierno vasco y cuya tendencia al alza, si se cumplen las previsiones, se mantendrá en el futuro, con lo que la captación de viajeros se ha convertido en una estrategia prioritaria para la consolidación de “un destino todavía muy joven y emergente”, como es el País Vasco. Un horizonte que, si se atiende a los datos ofrecidos por la consejera de Desarrollo Económico, Arantza Tapia, está formado por 125 millones de personas. El número total de visitantes potenciales de la comunidad con un perfil de clase media alta y “cosmopolita”, los viajeros de ensueño para el Gobierno.

El Ejecutivo recuerda que la Organización Mundial del Turismo (OMT) prevé 1.600 millones de viajeros en el mundo en 2020 y un incremento interanual del 4% en los ingresos derivados del turismo internacional. Una cifra por la que si se quiere pugnar a parte de ella obliga a la visibilidad y potenciación del destino, uno de los objetivos del Plan Estratégico de Turismo Vasco 2020, en el que han participado 41 entidades públicas para su elaboración y ha sido contrastado con 128, pero que irremediablemente pasa por el momento actual.

La crisis económica, como apunta la viceconsejera de Turismo, Itziar Epalza, ha forzado al Ejecutivo en un plazo corto, de aquí a los dos próximos años, a intentar mantener las cifras del turismo nacional y crecer respecto a la afluencia de visitantes extranjeros. Las procedencias a día de hoy se reparten, respectivamente, en un 60 y 40% del total de los 2,4 millones de personas que visitaron Euskadi el año pasado, según cifras del Eustat.

Para ello, el Gobierno ha identificado en primer lugar los mercados internacionales estratégicos a los que quiere optar, que son Francia, Alemania y Reino Unido, detalla Epalza, y que de hecho, ya ocupan los tres primeros puestos en la lista de países emisores de turistas. A su vez, el Ejecutivo ha definido otro listado de mercados, esta vez prioritarios, y que está compuesto por Estados Unidos, Bélgica, País Bajos, Luxemburgo, Escandinavia e Italia. Mientras, Cataluña y Madrid son los dos puntos de donde proceden la mayoría de viajeros nacionales que llegan al País Vasco.

La viceconsejera especifica que además, por cada país, se ha segmentado la tipología de turistas que a Euskadi le interesa atraer para cimentar una política con diversas acciones para que finalmente estas personas visiten el País Vasco.

Las acciones concretas desarrolladas por el Ejecutivo pasan por el trabajo con los profesionales del sector a través de la participación en ferias internacionales, “que nos posibilita acceder a esos agentes” que luego prescriben Euskadi como destino turístico.

“Estamos desarrollando trabajos de monitorización para conocer los comportamientos y necesidades que los viajeros tienen a través del mundo online, además de potenciar los viajes de familiarización en dos ejes principales, la cultura y la gastronomía”, añade Epalza, que pone como ejemplo el trabajo desarrollado con periodistas extranjeros y con profesionales del sector. Al abanico de acciones se suma también y, de momento, sólo en el caso de Francia “actuaciones directas sobre el público final”.

Además, los nuevos hábitos han provocado cambios significativos en el comportamiento de los turistas, ya sea en las experiencias o actividades que buscan en el destino o la forma en la que se accede a la información para decantarse por uno u otro lugar. “Emergen los tratamientos personalizados, cambio constante del comportamiento que se aleja del segmento tradicional”, advierte el Plan de Turismo elaborado por el Gobierno vasco, así como el incremento del “uso de redes sociales y del entorno mobile como fuente de información”.

“Conocer la ciudad [por Vitoria, Bilbao o San Sebastián] y Euskadi en general, visitar monumentos, conocer la cultura, museos, ir de pintxos y comer en un buen restaurante”, constituyen el listado de prioridades que se marcan los turistas que llegan al País Vasco, según el estudio Ibiltur OCIO 2012, que destaca además la alta puntuación obtenida por Euskadi como destino con un 4,5 sobre cinco. El informe, sustentado en 4.642 entrevistas, describe a un turista, en su mayoría, entre los 30 y 50 años, equilibrado entre sexos, en un alto porcentaje de clase alta y media alta, con un gasto medio de 700 euros, aunque la cifra se dispara en el caso de los procedentes de Estados Unidos, con 1.572 euros de presupuesto. Un perfil que el Gobierno se ha propuesto consolidar.