Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
financiación autonómica

González rechaza acudir al Parlamento con sus críticas al Concierto Económico

Muestra su "respeto" hacia el sistema de financiación vasco pero también a los mecanismos de "solidaridad"

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, no acudirá al Parlamento para explicar su postura ante el sistema de financiación de Euskadi, que reclama modificar. González ha declinado la invitación de la presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria, en una carta en la que señala que respeta el Concierto Económico y el principio de solidaridad entre comunidades “para que no se produzcan privilegios económicos y sociales entre los distintos estatutos”.

La solicitud proviene de UPyD ante las declaraciones del presidente madrileño, que a principios de marzo aseguró que es necesario un sistema “más equilibrado” con una aportación de País Vasco y Navarra que ascendiera a 3.200 millones de euros porque el sistema actual es “injusto” con su comunidad. Las palabras de González no han generado la polvareda que sí levantaron las del socialista catalán Pere Navarro en verano de 2013, pero sí impulsaron una resolución del Parlamento en defensa del Concierto Económico y el Cupo, así como una constatación de que Euskadi responde al sistema de solidaridad entre comunidades autónomas.

González asegura en la misiva que tiene un “máximo respeto” al Concierto Económico y a los derechos históricos recogidos por la Constitución y niega haber calificado de “privilegio” el sistema de financiación vasco. Y resalta ese mismo respeto al “principio constitucional de solidaridad entre todas las regiones para que no se produzcan privilegios económicos y sociales entre los distintos estatutos; en aplicación de ese principio es por lo que he defendido en numerosas ocasiones que las regiones españolas más dinámicas, entre las que se encuentran Madrid y País Vasco, deben contribuir a que otras puedan prestar los servicios públicos en igualdad de condiciones pero sin que eso suponga disponer de menos fondos que la media para prestar los mismos servicios”.

Esta reflexión llega en un año en el que se debe reformar la financiación autonómica, un momento en el que es “saludable”, subraya en la carta, que se conozca quién aporta más y quién recibe más. El presidente de la Comunidad de Madrid rechaza en su misiva comparecer ante la Cámara vasca para explicar su punto de vista –solo están obligados a comparecer altos cargos y funcionarios de la administración autonómica-, por entender que no es el lugar en el que se debe realizar el debate, sino en el Consejo de Política Fiscal y Financiera que aglutina a las comunidades autónomas y al Gobierno central.

Su negativa se suma en la última semana a la de Mario Fernández, presidente de Kutxabank, que ha rechazado acudir al Legislativo para hablar del futuro del banco, o la del diputado alavés de Hacienda, Aitor Uribesalgo, que se excusa de explicar su visión sobre el plan de lucha contra el fraude por la coincidencia de fechas con una comparecencia en las Juntas Generales de Álava.