Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda da más tiempo a Jaén para pagar la deuda del plan de proveedores

El Ayuntamiento debe devolver 253 millones de euros al Estado

Cristóbal Montoro (derecha), junto a José Enrique Fernández de Moya. Ampliar foto
Cristóbal Montoro (derecha), junto a José Enrique Fernández de Moya.

El Ministerio de Hacienda va a conceder al Ayuntamiento de Jaén una ampliación del plazo de amortización para devolver los 253 millones de euros concedidos para financiar los tres planes de pago a proveedores. El alcalde jiennense, José Enrique Fernández de Moya, se mostró “convencido” del alargamiento en el plazo (que ahora es de 10 años) después de reunirse con el ministro Cristóbal Montoro, aunque ninguna de las partes concreta las nuevas condiciones de refinanciación.

La medida, en todo caso, no sería unilateral para el Ayuntamiento de Jaén, por cuanto Cristóbal Montoro ya ha avanzado que se extenderá a otros Ayuntamientos en una situación similar a la de Jaén. Es el caso, por ejemplo, de Jerez, que logró un compromiso de Hacienda para refinanciar su deuda y estaba a la espera de mejorar las condiciones para la devolución de los préstamos del ICO.

El alcalde popular de Jaén ha analizado con el ministro de Hacienda la “situación extremamente complicada” del Ayuntamiento desde el punto de vista económico, de la que hace responsable a la deuda de 480 millones heredada del anterior gobierno municipal de PSOE e IU. “Llevamos tiempo hablando con el Gobierno de España para que consigamos mejores medidas para facilitar el préstamo. Además, conseguir esta ampliación en el plazo para devolver el dinero del plan de pago a proveedores supondría garantizar la viabilidad del Ayuntamiento y continuar con la prestación de todos los servicios municipales”, señaló Fernández de Moya.

Otros Consistorios también han logrado de Montoro la misma medida

Sin embargo, desde el PSOE se censura la tardanza de Hacienda en dar respuesta a las necesidades de refinanciación. “El de Jaén es de los pocos Ayuntamientos de la provincia que lo solicitaron y que aún no tiene la medida de liquidez”, indicó el secretario de la agrupación local socialista, Manuel Fernández. Y es que, a la vista de las exigencias impuestas al resto de Ayuntamientos, el PSOE advierte de unas “condiciones leoninas” por parte del Ministerio de Hacienda. Así, Fernández alertó de que el Ayuntamiento se verá obligado a realizar una nueva actualización catastral, a la subida de tasas y precios públicos o a la disolución inmediata de las sociedades públicas no rentables, como son los casos de la sociedad que gestiona la radiotelevisión municipal (Somucisa) o la empresa pública de aparcamientos (Epassa). También se contempla la creación de una cuenta restringida cuyos movimientos controla exclusivamente el ministerio. “Son medidas con las que se puede hablar que con ellas el Ayuntamiento va a estar intervenido”, indicó el líder local del PSOE.

El PSOE advierte que las nuevas condiciones traerán subidas de tributos

En cualquier caso, la liquidez del Consistorio de Jaén ha llegado a una situación límite (el equipo de gobierno tiene dificultades cada mes para pagar las nóminas) por las duras condiciones impuestas para devolver los préstamos. Desde la oposición se considera que tiene que haber un plazo mínimo de 30 años y un interés al mínimo prestado a los bancos, el 0,5%, o reducirlos al euribor a tres meses sin diferencial, pues solo así se permitiría que el Ayuntamiento “siga con las puertas abiertas”, declaró la portavoz socialista, María del Mar Shaw. El Ayuntamiento no tiene aún presupuesto para este año, y tiene prorrogado el de 2013, a la espera de que se concreten las nuevas condiciones que Hacienda imponga para devolver los préstamos y mejorar la liquidez.

Hay que tener en cuenta que, con datos del Ministerio de Hacienda a 31 de diciembre de 2012, Jaén era, tras Ceuta, la ciudad de más de 50.000 habitantes con el mayor endeudamiento per cápita de todo el país, con 2.553 euros por habitante. También está entre las ciudades con un mayor incremento de su pasivo —un 227%— merced a los préstamos del plan de pago a proveedores.