Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La memoria de la diáspora vasca

El Instituto Etxepare y la Universidad de Nevada crean una cátedra con la que se recopilaran los testimonios de vascos que emigraron a Estados Unidos y Canadá

De izquierda a derecha, Pardo, Goenaga, Oiarzabal, Vallejo, Olaziregi y Ranz, durante el acto de presentación de la nueva cátedra del Instituto Etxepare.
De izquierda a derecha, Pardo, Goenaga, Oiarzabal, Vallejo, Olaziregi y Ranz, durante el acto de presentación de la nueva cátedra del Instituto Etxepare.

Memoria bizia. Proyecto sobre el patrimonio vivo de la diáspora vasca, 2014-2016 es el título del primer trabajo que desarrollará la cátedra Jon Bilbao, impulsada por el Instituto Etxepare y la Universidad de Nevada. El trabajo, que será dirigido por el investigador Pedro J. Oiarzabal, consistirá en una investigación sobre la diáspora vasca en Estados Unidos y Canadá a través de la recolección de testimonios, que se recogerán en audio o vídeo, además de la recolección de otro tipo de documentos como pasaportes o cartas.

La iniciativa ha sido presentada esta mañana en el Instituto Etxepare, cuya responsable de Promoción y Difusión del Euskera, Mari José Olaziregi, ha explicado que el proyecto parte de la "petición expresa de la diáspora vasca". Olaziregi ha detallado que el trabajo de campo se articulará con la colaboración de las 38 euskal etxeas que hay en Estados Unidos más las dos que existen en Canadá. "Ellos serán los protagonistas, ellos lo van a gestionar", ha explicado la responsable de Difusión del euskera acompañada por Oiarzabal, el director para la Comunidad Vasca en el Exterior del Gobierno vasco, Asier Vallejo, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Deusto, José Antonio Rodríguez Ranz, y por la directora del Instituto, Aizpea Goenaga.

La nueva cátedra, en homenaje al historiador y bibliógrafo Jon Bilbao, del que este año se cumple el centenario de su nacimiento, versará principalmente en la recopilación del testimonio de exiliados e inmigrantes y de los hijos de estos a través de entrevistas que, cuando se pueda se realizarán en euskera también para analizar la evolución de la lengua.

"Se trata de apuntalar la memoria de las propias comunidades y de enriquecer el patrimonio cultural e inmaterial vasco, incluir páginas sueltas de la historia vasca que se han escrito fuera de las fronteras de nuestro país", ha destacado Olaziregi. El trabajo está previsto que finalice en 2016 y en un futuro no se descarta que se haga otro sobre los vascos que recalaron en América del Sur.

El Instituto Etxepare continuará en los próximos meses con las actividades de las otras cuatro cátedras que tiene en universidades extranjeras, como la Koldo Mitxelena, en Chicago, donde la exconsejera de Cultura y catedrática de la UPV Miren Azkarate impartirá un curso sobre el análisis de las políticas de promoción del euskera.

Por su parte, la cátedra Eduardo Chillida (Universidad de Fráncfort) contará con Jonathan Wood que ofrecerá dos seminarios sobre escultura contemporánea, mientras que la Bernardo Atxaga (Nueva York) organizará el curso De la desmemoria al pasado omnipresente en la narrativa vasca actual y la Manuel Irujo (Liverpool), ofrecerá un seminario sobre el exilio vasco.