Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud incumple el plazo máximo de espera en un tercio de las operaciones

23.825 personas llevan más de seis meses esperando una de las 14 intervenciones garantizadas

La lista de espera aumenta en 4.261 personas (un 6%) y llega a los 181. 559 pacientes

La Generalitat realizó 20.096 operaciones programadas más en 2013 que el año anterior

Boi Ruiz, consejero de Salud, en la sesión ordinaria en el Parlament. Ampliar foto
Boi Ruiz, consejero de Salud, en la sesión ordinaria en el Parlament.

La Generalitat no consigue cumplir sus compromisos sobre las listas de espera quirúrgicas. El Departamento de Salud sobrepasó en 2013 el plazo máximo de espera establecido para 14 intervenciones, entre ellas algunas con gran incidencia sobre la calidad de vida del paciente como el implante o cambio de prótesis de rodilla o cadera. Un total de 23.825 personas —un 31,7%— llevaban más de seis meses esperando para ser operadas a finales del año pasado, según los últimos datos presentados ayer en el Parlament por el consejero de Salud, Boi Ruiz.

La Generalitat aprobó en 2002 un decreto para garantizar que los usuarios no esperen más de seis meses en 14 operaciones, entre las que se incluyen las cataratas o las varices. Sin embargo, la lista de espera para estas intervenciones se disparó en 2011 —con el inicio de la primera oleada de recortes— y Salud no ha conseguido reducirla desde entonces. El número de personas que aguardaban una de estas intervenciones pasó de 70.814 en 2012 a 75.075 en 2013, lo que supuso un incremento del 6%. El escenario es más dramático si se compara con el periodo previo a los recortes: hay 18.405 personas más en espera. Salud se ha marcado como objetivo para los próximos meses lograr reducir las demoras para estas intervenciones.

Listas de espera

El número de personas que aguardan una de las 14 intervenciones con espera máxima garantizada ha crecido un 6% en el último año.

La espera media para las prótesis de rodilla es de 9,5 meses cuando no debería superar los seis.

El presupuesto del departamento ha descendido un 16% desde el inicio de los recortes, en 2010.

Salud realizó en 2013 20.000 intervenciones programadas más que en 2012

110.000 pacientes esperaban en diciembre una prueba diagnóstica

La peor parte se la llevan las prótesis de rodilla, con un tiempo medio de espera de 9,5 meses. Le siguen las reparaciones del dedo del pie (siete meses) y el implante de prótesis de cadera (6,9 meses). Las esperas varían mucho entre centros, algo que sirve al departamento para justificar la derivación de pacientes entre hospitales. Los responsables de Salud no intentaron ayer edulcorar los datos, pero responsabilizaron de la situación a las dificultades de financiación de la Generalitat, que han generado una “lista de espera estructural”.

“El problema de fondo no es la crisis, sino la infrafinanciación crónica. Quien obvie esto no es objetivo y no hace un favor al país”, dijo el consejero. “El sistema ha hecho un esfuerzo terrible”, abundó. Los responsables del departamento reconocen que los datos se dispararían aún más si no fuera porque gran parte del tijeretazo ha recaído sobre los profesionales.

La magnitud del problema de las listas de espera es más evidente si se comparan las cifras con la situación previa a los recortes que, desde 2011, han diezmado el sistema hasta dejarlo con cerca de un 16% menos del presupuesto, que ha pasado de 9.875,8 millones de euros en 2010 a 8.289,7 en 2013. El total de personas que esperan una intervención quirúrgica programada en Cataluña —no solo las 14 garantizadas, sino el conjunto de 65 intervenciones monitorizadas, que no incluye las urgentes— es de 181.559 personas.

Casi 29.000 personas llevan más de un año esperando a entrar en el quirófano

Aunque esta cifra ha descendido con respecto al 2012, el número representa 27.643 personas más que en 2010, lo que implica que las listas de espera se han convertido en un problema crónico. Es algo que reconoce el propio departamento, resignado a no aliviar estas cifras en el corto plazo a pesar de que ha aumentado las intervenciones programadas: en 2013 se realizaron 20.000 más que en 2012.

A medio plazo, la Generalitat quiere orientar los hospitales hacia la atención quirúrgica, reduciendo los ingresos evitables.

Detrás de los números generales, hay casos dramáticos. 19.880 personas —un 11%— aguardaban a finales de 2013 entre uno y dos años para una de las 65 intervenciones monitorizadas, mientras que otros 5.933 enfermos esperaban desde hacía entre dos y tres años. 43 pacientes llevaban más de cinco años. En total, 28.894 personas soportaban el pasado 31 de diciembre una demora de más de un año para entrar en quirófano. Aun así, las cifras son mejores que el año anterior, ya que Salud se ha centrado en reducir estas “colas”, los enfermos con mayores demoras.

Los partidos de la oposición criticaron ayer la “desconfianza” que se ha generado alrededor de los datos de las listas de espera, muy cuestionados por entidades y vecinos al considerar que están “maquillados”. Marta Ribas, de ICV, criticó las “prácticas fraudulentas” del departamento, al igual que Isabel Vallet, de la CUP. El consejero dijo que “responde” por completo de los datos, que son un compendio de los que aportan los gerentes de los distintos hospitales. “El paciente entra en la lista cuando se toma la decisión de que hay que operar”, dijo Ruiz, en contra de lo que afirman las entidades sociales, que mantienen que los enfermos no se contabilizan hasta que no tienen hora para operarse.

La oposición critica la “desconfianza” que generan los datos de Salud

Núria Segú, del PSC, se refirió al “malestar ciudadano” por los retrasos en pruebas diagnósticas y visitas a los especialistas. “El sistema está sometido a un estrés difícilmente soportable”, sentenció José Manuel Villegas, de Ciutadans. El sindicato Metges de Cataluña calificó de “extremadamente grave” la situación de la sanidad.

Salud puso en marcha hace unos meses un plan de choque para aliviar la lista de espera en cirugía cardiaca, que aumentó un 31% entre junio de 2012 y el mismo mes de 2013. A pesar de ello, los pacientes que esperan una cirugía valvular o coronaria han crecido: en diciembre de 2013 eran 800, frente a las 760 de junio. La espera media para las cirugías valvulares es de 4,78 meses y también supera el plazo máximo de tres fijado por Salud.

Casi 110.000 pacientes esperan una prueba diagnóstica. De ellos, 22.628 aguardan un TAC y 20.543 una resonancia magnética. El tiempo de espera medio para las mamografías ha aumentado: de 44 días en 2012 a 49 en 2013. El tiempo medio de espera para los TAC ha aumentado y es de 33 días; para una colonoscopia es de 65 días, tres menos que en diciembre de 2012.

El departamento ha logrado reducir las visitas a los centros de atención primaria y la demanda de urgencias, que ha bajado un 6% desde 2010 hasta ahora.

Más información