Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La PAH lleva 12 días de ocupación de una oficina del BBVA en Sabadell

La movilización se extiende y llega a la Rambla de Barcelona

Una parte de los manifestantes durante la ocupación de la oficina del BBVA en La Rambla. Ampliar foto
Una parte de los manifestantes durante la ocupación de la oficina del BBVA en La Rambla.

“No nos cansamos porque es una cuestión de supervivencia”, explicaba ayer Adrià Alemany, uno de los portavoces de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Y es que sus acciones están más vivas que nunca. En Sabadell, los miembros de la PAH llevan ya 12 días ocupando una entidad bancaria del BBVA para pedir la condonación de una deuda que afecta también a varios avalistas y al alquiler social para los afectados. Se han reunido en dos ocasiones con los delegados del banco pero como no han llegado a ningún acuerdo, este jueves decidieron extender sus protestas y llegaron hasta el mismo corazón de Barcelona.

Tras una mañana de protestas contra una veintena de oficinas de Catalunya Caixa por toda Ciutat Vella, los manifestantes encararon la Rambla sobre las dos de la tarde y se pararon en el número 86, ante una oficina del BBVA. Y la ocuparon. “El banco roba y el Gobierno colabora”, gritaban con un megáfono mientras los turistas que subían y bajaban por la Rambla con sus cámaras de fotos observaban incrédulos la ocupación. Toda la fachada de la sucursal estaba cubierta por pegatinas de color verde en las que se leía: “Este banco engaña, estafa y saca gente fuera de su casa”.

Sobre las seis de la tarde, cuando los trabajadores ya se habían ido y solo quedaba el responsable de seguridad, que se lo miraba resignado, los manifestantes hicieron una asamblea. Algunos de ellos miraban sus móviles esperando respuestas. “Muy a menudo, después de una acción así, el banco mueve ficha”, explicó Alemany. Pero tras un momento de confusión quedó claro que todo seguía igual, de manera que se decidió en asamblea mantener la ocupación de la oficina de La Rambla y la de Sabadell, que está situada en la calle de Alfonso XIII.

La exigencia de la PAH para detener sus protestas contra el BBVA es que se solucionen los casos de Sabadell. El litigio afecta a 10 personas que pidieron créditos para comprar pisos y que presentaron como avaladores a varios familiares. Cuando los afectados no pudieron seguir pagando la hipoteca, el banco empezó a reclamarles el dinero y las propiedades a ellos y a sus avaladores. La propuesta de la PAH es que no se les reclame ni un euro a aquéllos y que se aplique la dación en pago y un alquiler social a los que pidieron la hipoteca. El pulso con los bancos por el trato a los avaladores es delicado, ya que si gana la PAH, se puede crear un precedente, igual que ya ha sucedido con la dación en pago, que consiste en que el banco se queda con el piso y la deuda queda cancelada. Fuentes del BBVA aseguraron que “han mirado cada caso con detalle” y que habían propuesto quitas a los avaladores y alquiler social a cuatro de los afectados.

A las 20.00 se repitió la operación. Mirar si hay novedades en el móvil y asamblea dentro de la oficina. Y allí saltó la noticia de que había una nueva oferta del BBVA. De manera que se terminó con la ocupación de La Rambla. Los responsables de llevar las negociaciones de la plataforma estudiarán la oferta. Si les convence, también terminarán con la ocupación de Sabadell. En caso contrario, seguirán extendiendo la protesta.

El BBVA denunció la ocupación de su sede ante la justicia pero la juez que instruyó el caso no autorizó ningún desalojo. El banco ha recurrido.