Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los regantes de La Ribera insisten en que no aceptarán otro trasvase al Vinalopó

"Somos solidarios, pero no tontos”, afirma el presidente de la comunidad de Sueca

José Pascual Fortea se dirige a los invitados a la suelta de agua en Sueca, entre ellos representantes del PSOE, Compromís y EUPV.
José Pascual Fortea se dirige a los invitados a la suelta de agua en Sueca, entre ellos representantes del PSOE, Compromís y EUPV.

Los regantes de La Ribera no aceptarán un cambio del trasvase del río Júcar al Vinalopó. Y los principales partidos de la oposición al PP en la Comunidad Valenciana, tampoco. “No vamos a consentirlo: somos solidarios pero no tontos”. Así de tajante se ha mostrado hoy José Pascual Fortea, presidente de la Comunitat de Regants de Sueca y portavoz de la Unidad Sindical de Usuarios del Júcar (USUJ) en el acto simbólico de apertura de compuertas para la temporada de riego de la capital de la Ribera Baixa.

Este año no ha habido representación institucional del Consell. “No están aquí porque la Comunitat de Regants de Sueca no les ha invitado”, explicó Fortea. Del Partido Popular (PP) tan solo han asistido María Ángeles Ureña, presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), y José Segarra, director-conservador del parque natural de L’Albufera, ambos naturales de Sueca.

Fortea ha lanzado durante el acto un mensaje claro a los Gobiernos autonómico y estatal de rechazo a la pretensión de los agricultores del Vinalopó de cambiar la toma de agua construida para el trasvase en el tramo final del Júcar. El presidente de los regantes de Sueca se ha mostrado crítico con la política en materia de aguas del PP y ha pedido el apoyo de los partidos de la oposición a los planteamientos de los usuarios del Júcar.

“Creo que no existe un ejemplo de solidaridad más grande que el nuestro”, ha expresado para poner como ejemplo el Canal Júcar-Turia, por el que se abastece a Valencia y Sagunto, así como el actual transvase al Vinalopó, pendiente de entrar en funcionamiento. “Saben en Alicante que no va a haber problema de suministro urbano en casos de sequía extrema, como ya se ha hecho, incluso a Benidorm, a través de los Canales del Taibilla”, ha recordado Fortea.

La lista de invitados al acto de la suelta de aguas ha remarcado la gran distancia que separa a los regantes de La Ribera y al PP y la Generalitat, que no cierra la puerta a la reclamación del Vinalopó. En ella estaban el secretario general del PSPV, Ximo Puig; el portavoz de Compromís en las Cortes, Enric Morera; el diputado autonómico de EUPV Lluís Torró, y la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, y el parlamentario suecano Joan Baldoví (Compromís-Q). Entre los invitados destacados también se contaba Pedro Arrojo, impulsor de la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA).

El sindicato de riegos de la capital de la Ribera Baixa también ha estado arropado por Ramon Mampel y Cristóbal Aguado, presidentes de La Unió y AVA-ASAJA, respectivamente, así como de representantes de todas las comunidades de regantes de La Ribera.

Durante los discursos, Pedro Arrojo, tras afirmar que “los regantes de este país han hecho muy bien sus deberes, trabajando de manera sostenible y siendo respetuosos con el medio ambiente”, ha llamado a la unidad de todos. Y ha alentado a trabajar contra una posible privatización del agua y de los ríos “por encima de las ideologías, por un Júcar vivo, L'Albufera y los caudales ecológicos”. Los representantes de los partidos se han pronunciado en términos parecidos.

El turno de palabras lo ha cerrado Ureña, presidenta de la CHJ, quien ha asegurado que el proyecto del nuevo plan de cuenca del Júcar “mejorará con las alegaciones aportadas y, aunque nunca se puede contentar a todos, será un buen plan”.

Antonio Estevan, comunero de honor

La Comunitat de Regants de Sueca ha aprovechado el acto para declarar comunero de honor a título póstumo al ingeniero Antonio Estevan (Madrid, 1948 - Ondara, 2008). Estevan, relacionado con Sueca por tener residencia familiar de verano en la playa del Mareny de Vilches, fue delegado en el País Valenciano de la FNCA y uno de los expertos que trabajaron por el cambio de la toma del transvase al Vinalopó desde Cortes de Pallás a Cullera.

Su viuda, Carmina Pastor, que iba acompañada por la madre del homenajeado, María Luisa Estevan, ha recibido el distintivo. “Antonio siempre convocó de manera perseverante al diálogo; fue un hombre bueno que es el mayor elogio que se nos puede decir a un ser humano”, ha destacado Arrojo.