Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ayudas a partos múltiples y adopciones dejan de ser universales

Este tipo de prestaciones sociales dependerán de la renta familiar a partir de este año

La Asociación de Familias Numerosas critica a la Generalitat por esconder este nuevo recorte

Desde el inicio de la legislatura, esta ayuda ya se concedía en función de la renta

Neus Munté, consejera de Bienestar Social.
Neus Munté, consejera de Bienestar Social.

Las prestaciones por parto, adopción, acogimiento o tutela múltiple eran las únicas ayudas universales que quedaban, es decir, que la Generalitat concedía a todas las familias sin ningún requisito adicional. Pero a partir de este año, esta prestación pasa a depender de la renta familiar. Para poder solicitarla, una familia con tres miembros no podrá superar los 14.000 euros anuales, los 18.200 euros si hay cuatro miembros o 22.400 euros, con cinco.

El Departamento de Bienestar Social recuerda que esta modificación sigue la senda emprendida en 2011 cuando CiU cogió el timón de la Generalitat y decidió eliminar la universalidad de las prestaciones sociales. “Es un elemento de coherencia”, ha valorado escuetamente la consejera de Bienestar, Neus Munté, en referencia a las otras ayudas a las familias, que ya dependen de la renta.

El año pasado se destinó 2,5 millones a estas ayudas, que beneficiaron a 1.109 familias en 2012 —la convocatoria de 2013 todavía está abierta y no hay datos de beneficiarios—, según datos de la Asociación de Familias Numerosas de Cataluña (FANOC). El importe de las ayudas es de 663 euros si se trata de un parto o acogida de dos niños, 1.020 euros para tres menores y 1.224 euros si es cuádruple.

La entidad rechazó ayer este recorte, especialmente en un momento en que “los partos múltiples están incrementando cada año, así como las tutelas y acogidas a varios niños a la vez”, aseguró su presidente, Raul Sánchez. Desde FANOC también criticaron a la Generalitat por no comunicar la modificación en esta prestación. La entidad reveló ayer este cambio después de las numerosas quejas recibidas por parte familias.

ILP de la Dependencia

Por otra parte, la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para blindar las prestaciones económicas a los dependientes severos dio ayer un paso más al validar el Parlament un total de 55.554 firmas, cifra que supera el mínimo de 50.000 apoyos para que la propuesta llegue a debatirse en el Parlament. La iniciativa, promovida por la Asociación Catalana de Directores de Centros de Atención a la Dependencia Gerontológica, llegará ahora a la mesa del Parlament para ser debatida posteriormente en la Cámara catalana. La consejera Neus Munté expresó ayer su “máximo respeto” por la ILP, pero aseguró que ya se está garantizando este pago.