Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Santiago fue alertado en 2012 de que había teléfonos pinchados

“Ríete tú del Gürtel”, le advirtió el hermano de Paula Prado a Ángel Espadas

Un día entero en A Coruña dio suculentos frutos informativos al abogado Luciano Prado del Río, hermano de la exconcejala, diputada y portavoz del PP gallego Paula Prado. Muy tarde, a las afueras de Santiago, aquel 18 de marzo de 2012 telefoneó a su amigo Ángel Espadas, que en esa jornada había dejado definitivamente el Ayuntamiento de Santiago, después de que el alcalde Currás relevase a Gerardo Conde Roa, acusado de fraude fiscal. En la conversación que mantienen entonces, sangrando aún las heridas de un PP compostelano que ha quedado roto tras lo que él define como “una carnicería”, Prado toca muchos temas escabrosos, y en dos ocasiones advierte de que la policía tiene “pinzados” los teléfonos de miembros del partido.

 Las escuchas de los agentes de Aduanas recogen la charla de principio a fin, desde el momento en que Espadas descuelga sin saber a quién, porque su amigo no lo llama desde el móvil de siempre, sino desde otro distinto que definen como “el de James Bond”. Según revela el pinchazo telefónico, Prado le describe con detalle a Espadas su estrategia para atacar al partido a traves de una serie de imputaciones que va a sacar adelante contra tres concejalas aprovechando la denuncia por triplicado de un fuerte empresario local. Le informa, además, de que a estas horas, la medianoche, sigue reunido con varios jueces, y que a lo largo del día también se ha visto con el presidente de la Audiencia y con un coronel. Y enseguida saca el tema de las escuchas:

Prado. ¿Gerardo está seguro de que no le tienen pinzao el teléfono a él y Currás y compañía?

Espadas. ¿Pinzao el teléfono?

P. Sí, sí, pinzao, pinzao, pero en toda regla.

E. Yo creo que no, eh, pero vamos.

P. Pues hombre, llevan reunidos hace un mes tratando los temas de Espiño [operación urbanística en la que se pretendían cambiar los usos de una finca histórica] y otros, es que… es que a lo mejor hay sorpresas, eh.

E. Uhm, uhm.

P. Es que a lo mejor va todo al carallo, eh, es que a lo mejor la policía lleva funcionando hace 30 días y yo no lo sabía tampoco, me enteré hoy. Llevo todo el día en A Coruña enterándome de todo.

E. Uhm, uhm.

P. Es que a lo mejor lo del Espiño no es como él [supuestamente Conde Roa] cree, eh, a lo mejor los 60 millones que se va a llevar de ahí no, no van a ser gratis [risas]. Que haga lo que quiera Currás que a lo mejor hay problemas para todo el mundo.

Luciano Prado parece convencido de que los pinchazos vienen por el tema de la Finca do Espiño. Más adelante, retoma el asunto, pero esta vez dice que “el problema”, el “tinglado” de los pinchazos, sucede “desde hace una semana”: “Aquí se estuvo escuchando a todo dios”, “ríete tú del Gürtel”.

Pero en esa visita a A Coruña, según le cuenta a Espadas, Prado también asegura haber visto unas fotos comprometedoras “del presidente”. Su interlocutor le responde que él nunca las ha visto, pero tiene “información” de que podían existir. El abogado le dice que no se “imaginaba” que hubiese tal cosa hasta que, hoy, ha visto “todo”. Y que por eso el PP va a perder: “No van a perder la alcaldía, que esto es lo de menos, van a perder la Xunta”. EL PAÍS, añade, también “lo sabe”. No entonces, sino un año después, este periódico tuvo acceso y publicó unas fotografías de Feijóo en los noventa con el contrabandista Marcial Dorado.

Más información