Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PNV y EH Bildu estiran la apuesta por desviar el debate a la ponencia de paz

El Parlamento rechaza un texto de PP y UPyD para "perseguir" la kale borroka y los "homenajes" a los excarcelados de la doctrina Parot

La parlamentaria Nerea Llanos, junto a Borja Sémper (centro) e Iñaki Oyarzabal este jueves en el Parlamento vasco.
La parlamentaria Nerea Llanos, junto a Borja Sémper (centro) e Iñaki Oyarzabal este jueves en el Parlamento vasco.

Nuevo periodo de sesión, nuevas oportunidades para ahondar el las polémicas que quedaron sin acercamientos allá en diciembre. El Parlamento ha debatido este jueves en su pleno ordinario a la vuelta del largo parón navideño una vez más sobre los episodios de kale borroka que se registraron durante el mes de diciembre y los recibimientos a los excarcelados de ETA tras la derogación de la doctrina Parot.

El PP ha reclamado con la iniciativa un pronunciamiento del Legislativo para “prevenir y perseguir” los actos de kale borroka y cualquier “homenaje o enaltecimiento del terrorismo” –se debatió en diciembre una cuestión muy similar-. Y la Cámara finalmente ha aprobado la enmienda del PNV, apoyada por Eh Bildu, que apunta por enésima vez a que la ponencia de paz "es el marco idóneo para avanzar en la consolidación de la paz y la normalización política en Euskadi, que exige la desaparición de toda expresión de violencia".  Ante la misma propuesta de la parte PP-UPyD (la ha apoyado el PSE también), la misma respuesta de PNV-EH Bildu. Eso sí, la coalición ha lanzado una advertencia a los peneuvistas: "no estamos de acuerdo con mantener la ponencia paralizada sine die, nuestra paciencia tiene unos límites", ha advertido a través de Julen Arzuaga. La ponencia no se reúne desde que en septiembre el PSE la abandonó.

Con el ambiente más templado en el plano político vasco, sin nuevos recibimientos de excarcelados –todos los que tenían que salir de prisión lo hicieron en diciembre, algo que el Tribunal de Estrasburgo ha alabado por la rapidez en la aplicación de su sentencia- y con algunos ataques al mobiliario urbano también en enero que han sido calificados como actos de vandalismo y no como kale borroka, la Cámara ha retomado los cruces de reproches. Primero de PP y UPyD al PNV por desviar los debates a la ponencia de paz y por su actitud a través del Gobierno ante los recibimientos de excarcelados; con críticas a EH Bildu por su relato de lo ocurrido; segundo, con censuras del PNV y de EH Bildu contra el PP y UPyD por llevar al pleno cuestiones sobre el final de ETA.

Arzuaga asegura que Arkaitz Bellón, que murió ayer en Puerto I, fue condenado por "hechos irrelevantes"

La autora de la iniciativa, Nerea Llanos, ha criticado la actuación de la Ertzaintza de diciembre, no por culpa de los agentes, ha matizado, sino por culpa de los “directores espirituales que toman esas decisiones”, porque a su juicio la actuación policial atiende a las “directrices políticas” y actúa “bajo criterios de oportunidad política del Gobierno vasco” a la hora de afrontar lo que a ojos del PP vasco fueron “actos de humillación y descrédito para las víctimas”. El resultado ha sido una “policía de vitrina”, ha criticado. Llanos ha sido crítica con las referencias del portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, que habló de “recibimientos calurosos” de familiares y amigos ante las excarcelaciones.

Iñigo Iturrate (PNV) ha evitado entrar al debate y ha recordado que el PP está recibiendo  "muchas descalificaciones de víctimas del terrorismo". "Las mismas [críticas] que usted hace al PNV, se las están haciendo a usted las asociaciones de víctimas; cuando se cree y se alimenta un monstruo, se acaba volviendo contra uno", ha zanjado.

El PP ha criticado además que se están “disfrazando” los datos sobre kale borroka “dando una imagen de normalidad”. Y ha añadido a través de Llanos con no poca ironía que parece que “los cachorros abertzales han encontrado sucesores sin afiliación política” y “una parte de los jóvenes vascos ha importado y asumido ese modelo festivo nocturno que hasta ahora pertenecía a la izquierda abertzale”. Julen Arzuaga (EH Bildu) ha señalado que los actos de vandalismo "nada tienen que ver con EH Bildu" y ha acusado al PP de azuzar este debate para "ocultar" otros problemas.

Arzuaga ha denunciado que hoy en día hay personas "cumpliendo condenas sin proporción por ataques que tienen poca importancia". El portavoz de la coalición se ha referido a Arkaitz Bellón, que falleció ayer en la cárcel gaditana de Puerto I donde cumplía una condena de 13 años por haber realizado "hechos irrelevantes contra mobiliario público" -la quema de autobuses-, ha descrito Arzuaga, ataques realizados "en otro contexto, en otras circunstancias" que han llevado a una "vida truncada" por cuestiones "intranscendentes". La condena fue "desproporcionada", ha dicho Arzuaga, que ha denunciado que el médico de la familia no ha podido participar en la autopsia del fallecido. "Suya es la responsabilidad directa de su muerte", ha dicho señalando al PP. Mikel Unzalu (PSE), ha señalado a la coalición que tienen "deberes pendientes" y ha resaltado que "no son hechos intrascendentes, la violencia, sea cual sea hay que denunciarla".

UPyD ha defendido la iniciativa del PP y la enmienda transaccional que ha firmado con ese partido señalando que se trata de una cuestión de “decencia política”. Gorka Maneiro ha criticado que se lleve el debate al “cuarto oscuro” de la ponencia de paz, que a su juicio solo sirve para hablar de política penitenciaria y para “acortar” los plazos de los presos de ETA en la cárcel. La ponencia es "una excusa, un parapeto, para evitar decir algo que ustedes decían antes aquí", ha reprochado Llanos a Iturrate. "La intervención de Arzuaga nos viene a reiterar en la posición de que hoy por hoy la ponencia no es un instrumento que puede funcionar, porque no hay una base ética que nos pueda incluir a todos, con la que partamos del rechazo a la violencia", ha añadido Unzalu.