Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gürtel ponía figurantes que aparecían detrás de Camps en los mítines

"Me arrepiento de haber trabajado para esa gentuza", dice la empresaria que los suministraba

Marsal, que declaró ayer como testigo, está imputada por el saqueo de la depuradora Emarsa

Francisco Camps y Rita Barberá en un acto del PP valenciano en 2007.
Francisco Camps y Rita Barberá en un acto del PP valenciano en 2007.

La trama Gürtel se encargaba de organizar los actos del PP valenciano durante los mandatos de Francisco Camps. La presencia de Orange Market era prácticamente omnímoda en las escenificaciones del partido, según ha quedado sobradamente acreditado en la causa sobre la supuesta financiación ilegal de la formación. Lo que hasta ayer no se sabía era que ese cuidado por parte de la red que dirigía Francisco Correa alcanzaba hasta el detalle más aparentemente casual. Y es que Orange Market, la filial valenciana de la trama, se encargaba de colocar también “figurantes que aparecían detrás de los mítines de Camps”, al menos en las campañas electorales de los años 2007 y 2008.

El objetivo era estético y la empresa subcontratada por Gürtel era una firma de azafatas, Grupo Mas, dirigida por Eva Marsal. Una imputada en otro de los grandes casos de corrupción valencianos, el caso Emarsa: la sociedad pública que depuraba las aguas residuales de Valencia y fue objeto de un colosal saqueo de dinero público.

A Camps le gustaba supervisar en persona "el ingenio y la innovación" en los mítines

Marsal lo explicó este lunes como testigo en la pieza quinta de la vertiente valenciana del caso Gürtel . Su comparecencia estaba centrada en su participación en los Premios Salud y Sociedad de 2006 y 2007. Durante el interrogatorio la empresaria admitió, sin embargo, que Álvaro Pérez, conocido como El Bigotes, la contrató tanto para actos del PP como de la Generalitat, ambos presididos entonces por Camps. Marsal se dedicaba, en general, a suministrar “niñas” para los actos, una expresión que consta en correos electrónicos intervenidos por la policía y que según explicó se usa en su sector para referirse a las azafatas.

“Entonces yo creía que trabajar con la Administración era un valor añadido para mi empresa. Ahora me arrepiento de haber trabajado con esa gentuza”, dijo la responsable del Grupo Mas, que después aclaró que no se refería a Orange Market.

Los actos del PP valenciano en aquella época solían ser fastuosos. Y Camps les daba mucha importancia. En su declaración ante el juez José Flors en el caso de los trajes en el año 2009, el expresidente afirmó que siempre le gustó “supervisar el ingenio, la innovación, los atriles, la iluminación, para dar un ritmo de modernidad a lo que eran los actos del partido”.