El Consorcio Valencia 2007 niega las cuentas a Compromís

El Tribunal de Cuentas advierte de que es uno de los cuatro consorcios privados pese a que la mayoría de ingresos son públicos

El gerente del Consorcio Valencia 2007 -que explota la Marina Juan Carlos I- se niega a proporcionar las cuentas anuales de la entidad pública al grupo municipal de Compromís, que lleva reclamándolas en el Congreso de los Diputados desde hace un año.

El Consorcio, que dirige Pablo Landecho, alega para negarle los balances a Compromís que este grupo los ha solicitado al Congreso, que tampoco se los ha entregado, lo que ha obligado al diputado Joan Baldoví a presentar un recurso de amparo ante la cámara baja. "La condición de cargos electos de los solicitantes les otorga todo el derecho a conocer la información", argumenta la formación.

Joan Ribó, portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, no entiende la actitud del Consorcio de encubrir las cuentas anuales. El Tribunal Constitucional ha resuelto en varias sentencias que la solicitud de documentación pertenece al núcleo de función representativa parlamentaria, recuerda el concejal. "Por lo tanto, la argumentación de Landecho es una excusa de mal pagador, de quien no quiere dar la información solicitada por los motivos que él sabrá y nosotros sospechamos", agrega Ribó.

El Consorcio Valencia 2007, organizador de La Copa del América, suma una deuda cercana a los 400 millones de euros. Este organismo, del que forman parte el Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento, asumió en 2007 una deuda con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 320 millones de euros, con los que se financiaron las obras para la celebración de la Copa del América. Desde entonces, el pasivo ha crecido a razón de 13 millones anuales hasta alcanzar los 398 millones de euros, según recogen los Presupuestos Generales del Estado de 2014.

Ribó recalcó hace unas semanas que la deuda anual se había disparado en 2013 y 2014, con unas pérdidas previstas de 22 y 23 millones, respectivamente. "Y el Ayuntamiento de Valencia es responsable de un tercio de la deuda global [132 millones de euros]. Ésa es la herencia de [Rita] Barberá", denunció.

Según Compromís, el informe de fiscalización publicado por el Tribunal de Cuentas en diciembre de 2013 advierte que el Consorcio Valencia 2007 es uno de los cuatro consorcios del Estado, con participación de las administraciones públicas que tiene un régimen contable privado, por esa razón en 2011 no presentó sus cuentas al órgano fiscalizador.

La mayor parte de los ingresos de los otros tres consorcios con contabilidad privada -Ciudad Monumental de Mérida, Instituto Europeo del Mediterráneo y el Museu Nacional d'Art de Catalunya) provienen en su mayoría de fuentes privadas, bien por la venta de entradas o por las aportaciones de patronos empresariales, circunstancia que en ningún caso se da, ni se ha dado, en el Consorcio Valencia 2007 desde su creación. No se entiende como un organismo como el Consorcio, en el que la mayoría de sus ingresos provienen del sector público, disponga de un sistema contable privado.

Nuevas concesiones a la Marina

Por otro lado, la Marina aprobó el pasado viernes la instalación de tres nuevas instalaciones para la práctica de deportes náuticos, que se suma a la oferta de clubes de deportes náuticos, escuelas y empresas de paseo y chárter náuticos con la que ya cuenta el recinto, informa el Consorcio en un comunicado.

En Marina norte, se instalarán dos nuevas compañías dedicadas al alquiler de motos de agua y flyboard, actividades que tendrán su base en la Marina y se practicarán fuera del recinto. Ambas empresas realizan, además, excursiones guiadas frente a las playas con dichas motos.

Una nueva empresa de alquiler y compraventa de embarcaciones y de efectos navales se instalará en la zona comercial de Marina norte.

Se ha aprobado también la renovación de las autorizaciones de ocupación de los siete locales situados en dicha zona comercial de Marina norte, dedicados a la prestación de servicios de mantenimiento náutico- deportivo y equipamientos deportivos. Las autorizaciones estarán en vigor hasta el 30 de abril de 2015, con posibilidad de prórroga. 

En Marina sur, se instalará una asociación dedicada a promover el acercamiento de la ciudadanía a la cultura del mar, que ofrecerá, entre otras actividades y cursos, clases de nuevas modalidades de práctica deportiva como ocean pilates u ocean yoga.

En los próximos meses, la Marina sacará a concesión diversos locales de ocio y restauración del recinto. Próximamente saldrá a concesión un local para restaurante/cafetería en la zona del canal, en Marina sur, otro junto al Veles e Vents y otro en la zona del paseo elevado, junto a la escollera. En el plazo de un mes, saldrá a pública concurrencia un club de playa junto al Paseo Marítimo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50