Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran se desmarca de la política exterior de Mas en plena ofensiva por la consulta

Convergència promociona el referéndum con una campaña titulada: “Sí, quiero”

Josep Antoni Durán i Lleida, en unas declaraciones en el Congreso.
Josep Antoni Durán i Lleida, en unas declaraciones en el Congreso.

Unió Democràtica y su líder, Josep Antoni Duran, tuvieron un papel muy protagonista en las relaciones exteriores de la Generalitat en la primera legislatura de Artur Mas. Todo cambió en el presente mandato, cuando el presidente catalán centró las relaciones exteriores en reivindicar el proceso soberanista. El cambio de prioridades llegó acompañado de caras nuevas, y los responsables del área fueron sustituidos progresivamente por personas próximas a Convergència. Josep Antoni Duran se desmarcó ayer por completo de la actual política exterior catalana: “No tengo nada que ver con las decisiones que ahora se toman en este terreno”. Y añadió: “El tiempo y el cambio de personas han diluido mi responsabilidad hasta dejarla en nada”. Escribió estas dos frases en su carta semanal a la militancia de Unió.

En los últimos meses, la Generalitat ha centrado sus esfuerzos en internacionalizar su petición del referéndum de autodeterminación, algo que ha motivado un choque en toda regla con el Ministerio de Asuntos Exteriores. Se da la circunstancia que Duran preside la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados. De hecho, algunos dirigentes del PP han llegado a cuestionar que se mantenga en ese puesto mientras su partido defiende el proceso soberanista catalán.

No tengo nada que ver con las decisiones que ahora se toman en este terreno”, avisa Duran

En su carta, Duran también advirtió de que en el debate soberanista “vamos directamente a un choque de trenes” y que en esa colisión el más fuerte es el Estado, aunque los perjudicados, dijo, serán tanto Cataluña como España. Mientras Duran lanzaba esta advertencia, sus socios de Convergència presentaban una nueva campaña a favor del referéndum. Bajo el lema “Sí, quiero”, la campaña llama a los catalanes a “construir un nuevo país” y a defender la celebración de la consulta.

El vicesecretario general de Coordinación Institucional de CDC, Lluís Corominas, explicó que la campaña tendrá dos fases: una hasta la convocatoria de la consulta y otra a partir de entonces. De momento, los nacionalistas se limitarán a defender la consulta y no tanto la independencia.