Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rastro de la mayoría de las obras de arte extraviadas se perdió hace 20 años

La oposición pide al Ayuntamiento que haga una auditoría de bienes históricos

De izquierda a derecha, Ángel Pérez (IU), David Ortega (UPyD) y Jaime Lissavetzky (PSM), en el pleno. Ampliar foto
De izquierda a derecha, Ángel Pérez (IU), David Ortega (UPyD) y Jaime Lissavetzky (PSM), en el pleno.

El Ayuntamiento de Madrid localizó ayer, literalmente de la noche a la mañana, un retrato del exalcalde Enrique Tierno Galván valorado en 18.000 euros que se hallaba en paradero desconocido desde hace más de una década. Esta obra ha aflorado apenas horas después de que EL PAÍS denunciara que el Ayuntamiento ha perdido el rastro de 198 bienes de carácter histórico y artístico. La mayoría de esos objetos (cuadros, estatuas, mobiliario, tapices, etcétera) llevan extraviados casi un cuarto de siglo sin que ninguno de los sucesivos equipos municipales los haya buscado o hallado.

La oposición en pleno exigió ayer al Ayuntamiento que abra una investigación y, mediante una exhaustiva auditoría, determine la localización exacta de todos los bienes incluidos en el inventario histórico-artístico.

“Trabajaremos para localizarlos, pero arrastramos esta situación desde hace mucho tiempo”, se lamentó el concejal de Las Artes, Pedro Corral (PP). Según explicó, el Ayuntamiento revisa su inventario con periodicidad anual desde 1990, cuando era alcalde Agustín Rodríguez Sahagún (CDS). Ya desde entonces hay 131 piezas cuya localización ha sido imposible de determinar.

Objetos esfumados

  • Entre los 200 objetos sin localizar hay un lienzo de la Virgen de la Paloma y un Cristo crucificado, del siglo XVII, valorados en 30.000 euros cada uno. Hay también dos cuadros que salieron del Museo Municipal en 1992 y de los que nunca más se supo.
  • Hay candelabros de plata y bronce; relojes de pared del siglo XIX; una lámpara de techo del siglo XIX de más de dos metros; una alfombra de 12 metros; y una mesa de sesiones con 15 sillones valorada en 60.000 euros.
  • Hay 27 esculturas de estilo neoclásico del siglo XVIII del palacio de los Duques de Osuna; o un grabado y un dibujo de Eduardo Arroyo.
  • Su valor total estimado en el inventario: 600.000 euros.

La última edición del catálogo es de 2012, y está previsto actualizarla el próximo mes de marzo.

El citado cuadro de Enrique Tierno Galván, de más de un metro de anchura y longitud, es obra de José Luis de Palacio. Llevaba desaparecido por lo menos desde 2003. Ayer, después de conocerse la noticia, el responsable del Museo Municipal de Arte Contemporáneo, Eduardo Alaminos, llamó a Las Artes para comunicar que lo había encontrado en un almacén del centro Conde Duque.

El concejal de Las Artes, Pedro Corral, dio instrucciones después a todos los responsables de las colecciones museísticas del Ayuntamiento para que, con el listado de obras desaparecidas en la mano, rastrearan su paradero. El Museo Municipal de Arte Contemporáneo lleva cerrado desde 2010; el Gobierno municipal preveía reabrirlo en 2013, pero finalmente lo hará ya este año.

“Cualquier día nos encontramos que ha desaparecido la Cibeles”, ironizó ayer el portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky, antes de cargar muy serio contra el Gobierno municipal por su “gran descontrol” e “inacción” al respecto. Lissavetzky conminó al Ayuntamiento a localizar “en el plazo máximo de un mes” todos los bienes ahora en paradero desconocido. “Hagan lo que no han hecho este tiempo: controlar los bienes patrimoniales del Ayuntamiento, que son de todos los madrileños”, dijo el líder socialista.

La concejal Milagros Hernández (Izquierda Unida) propuso por su parte que se lleve a cabo una auditoría del inventario municipal para compararlo “con la realidad”, porque, “igual que ha desaparecido un cuadro, pueden haber desaparecido muchas otras cosas”. Esta petición fue reiterada por el Partido Socialista y por Unión Progreso y Democracia. Hernández señaló además que en el catálogo municipal debería especificarse a partir de ahora, cada vez que se incluya un nuevo objeto, el nombre y apellido del político o funcionario municipal que se haga responsable de su custodia y conservación.

La concejal Patricia García (Unión Progreso y Democracia) coincidió en denunciar “la falta de preocupación” del Ayuntamiento por el cuidado de su patrimonio histórico-artístico, y reclamó que, además de llevar a cabo la citada auditoría, se proceda a peinar las dependencias municipales para incluir en el inventario todo aquello que ahora no figura.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram