Los Gobiernos valenciano, murciano y balear piden mejor financiación

El Ejecutivo de Fabra dice que “no supone ninguna postura de fuerza”

José Ciscar, el viernes, tras el pleno del Consell.
José Ciscar, el viernes, tras el pleno del Consell.Manuel Bruque / Efe

Romper el criterio de mantenimiento del statu quo, garantizar los recursos para competencias básicas como sanidad, educación y bienestar social en condiciones de igualdad independientemente del nivel de renta y que el modelo se acoja a criterios de población son los tres aspectos en los que han acordado trabajar juntos los Gobiernos autonómicos valenciano, balear y murciano, los tres del PP, de cara al nuevo sistema de financiación autonómica. “No supone ninguna postura de fuerza”, indicó ayer José Ciscar, portavoz del Gobierno de Alberto Fabra, tras el pleno del Consell. Y señaló que la iniciativa permanece abierta a que se incorporen otras comunidades autónomas, aunque hizo hincapié en que es lógico que sean “las del Mediterráneo” porque son las más perjudicadas por el actual modelo, en vigor desde 2009.

La elaboración conjunta de una propuesta, que todavía no ha comenzado, ya que de momento solo se ha acordado emprenderla a nivel de presidentes, no excluye que cada comunidad haga sus aportaciones, como es el caso de la valenciana, que ya cuenta con un informe de expertos que encargaron las Cortes Valencianas con el apoyo de todos los grupos políticos y con otro informe de los especialistas de economía de los Premios Jaime I, que encargó el propio Fabra.

De todas maneras, para descartar cualquier lectura en clave de frente que busque presionar sobre el Gobierno de Mariano Rajoy, el portavoz del Consell vinculó el movimiento a la dinámica oficial del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), cuyo comité técnico ha pedido a los gobiernos autonómicos que aporten antes del próximo 8 de marzo sus análisis del actual modelo de financiación autonómica y sus aportaciones de cara al proceso de reformulación del sistema que se prevé abordar a finales de año.

El objetivo de los tres Gobiernos es “corregir las diferencias injustas” que les afectan y el vicepresidente valenciano, José Ciscar, a preguntas de los periodistas, aventuró que, probablemente, tanto el Gobierno del murciano Ramón Luis Valcárcel, como el del balear José Ramón Bauzà estarán de acuerdo en pedir un fondo transitorio de nivelación como el que ha pedido, hasta ahora sin éxito, el presidente valenciano, Alberto Fabra. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro desmintió tajantemente que el Gobierno vaya a instaurar un fondo de ese tipo, para suplir el déficit de financiación, cuando Fabra anunció hace unas semanas que había recibido favorablemente la reclamación de un mecanismo de ese tipo dotado con 1.500 millones de euros para la Comunidad Valenciana.

El fondo transitorio de nivelación es la reclamación que Fabra ha lanzado este año, tras prescindir en sus reivindicaciones de la denominada deuda histórica, calculada en unos 13.000 millones de euros, cantidad que se obtiene de acumular el déficit anual de financiación que viene sufriendo la Comunidad Valenciana.

La portavoz de Esquerra Unida del País Valencià, Marga Sanz, reaccionó al anuncio del Consell instando a Alberto Fabra, a hacer “frente común” con la sociedad valenciana para defender una mejora de la financiación autonómica. Sanz señaló que la “incapacidad” de Fabra para negociar con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su “debilidad interna” en el Partido Popular “le llevan a una patética política de titulares y fotografías vacía e inútil para resolver el gravísimo problema de financiación que padecemos los valencianos”.

“Hoy es con Baleares y Murcia, ayer fue con Madrid, nos preguntamos con quién será la próxima vez”, dijo la dirigente de Esquerra Unida, que añadió que donde debe hacer frente común Fabra es en las Cortes Valencianas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS