Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de la base de Morón pide a Rajoy que garantice el empleo

La Junta urge al Gobierno central a que explique el nuevo despliegue de tropas

Agentes de la Guardia Civil en la base de Morón durante una protesta de la plantilla. Ampliar foto
Agentes de la Guardia Civil en la base de Morón durante una protesta de la plantilla.

La petición de Estados Unidos de prorrogar y ampliar un 50% su fuerza militar en la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) ya ha obtenido respuesta por parte de los trabajadores de la empresa encargada de los servicios de mantenimiento del recinto. Tras encadenar dos expedientes de regulación de empleo (el de 2010, afectó a 119 empleados; y el de 2013, a 66), la plantilla de Vinnell-Brown & Root Spain (VBR) reclama al Gobierno central que el nuevo despliegue americano se traduzca en creación de empleo. Para ello, los empleados piden que en el convenio bilateral entre ambos países, firmado en 1988, se incluya como contraprestación la contratación de trabajadores españoles.

Al llamamiento de los empleados se han sumado el de los alcaldes de estas localidades, quienes tras el último ERE ya cuestionaron el futuro de la base. Asimismo, la Junta de Andalucía ha urgido al Gobierno central a que dé explicaciones sobre esta actuación, petición a la que se ha sumado el PSOE. Los socialistas han llegado a solicitar la comparecencia en el Congreso del ministro de Defensa, Pedro Morenés, para que informe de “los pormenores, las condiciones y los objetivos” de la actuación. “Si no da trabajo ni genera riqueza, ¿para qué queremos una base norteamericana aquí?”, cuestiona el regidor de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE).

Los trabajadores temen que la compañía contrate a civiles americanos

Según el portavoz del comité de empresa, Javier Domínguez, las palabras de Gutiérrez Limones adquieren hoy un mayor peso. “Cuando VBR aterrizó en Morón, había 594 empleados. Ahora, somos unos 400 pese a que se ha multiplicado la actividad en la base. No es coherente, ni justo, que aumente la presencia militar y disminuya el número de trabajadores. Están americanizando la base”, expone Domínguez. “El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha demostrado que no le preocupa lo que está ocurriendo en la base de Morón. Sabemos que la batalla es dura y vamos a pelear para que la ampliación cree puestos de trabajo y favorezca la actividad económica de estos municipios”, apunta el alcalde de Morón, Juan Manuel Rodríguez (PSOE).

La petición de EE UU fue confirmada el pasado lunes por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien horas después matizó que no existía una solicitud formal. Según fuentes gubernamentales, por el momento y a la espera de las negociaciones, no existe ningún compromiso de empleo. “Cuando los ERE, el Gobierno argumentaba que lo que ocurría en la base de Morón era un problema entre trabajadores y una empresa privada, pero ahora es el Gobierno de EE UU el que está en medio”, expone el portavoz de los trabajadores.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha asegurado que en el momento en el que haya una petición formal de EE UU se comunicará “sin problema” a todas las Administraciones, informa Europa Press. Crespo ha matizado que dentro del convenio establecido, “al que la Junta no puso ninguna pega”, se contemplaba la posibilidad de ampliar el número de marines en la base. En cifras, la delegada ha señalado que el convenio en vigor permite hasta 900 marines en la base y ahora hay 500.

“Si a la base se incorporan entre 250 y 400 trabajadores no cabe duda de que la carga de trabajo se duplicará”, explica Javier Domínguez antes de mostrar su preocupación por que la compañía opte por contratar civiles americanos. “En el último ERE, la empresa despidió a cinco bomberos. A los pocos días, contrató a tres bomberos americanos”, afirma el portavoz, quien recuerda que la plantilla efectuó más de 3.000 horas extraordinarias en el primer semestre de 2013.

Más información