Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sin rastro de la sustancia tóxica que mató a la familia de Alcalá

Si las pruebas pendientes no arrojan respuestas, se barajaría la hipótesis de que el causante de la muerte fuera una sustancia volátil

Exterior del bloque en el que residía la familia. Ampliar foto
Exterior del bloque en el que residía la familia.

La sustancia que mató a tres miembros de una familia de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), fallecidos por intoxicación hace un mes, sigue siendo una incógnita. Los investigadores mantienen abiertas varias hipótesis a la espera de que el Instituto Nacional de Toxicología concluya los análisis de los restos recogidos en las autopsias y determine si hay rastro de algún producto químico.

Fuentes de la investigación señalan que los análisis no están terminados y que el Instituto Nacional de Toxicología no tiene aún un dictamen sobre la causa de la muerte. Entre las muestras ya analizadas no se han encontrado restos de ninguna sustancia. Si las pruebas pendientes tampoco arrojan respuestas, los investigadores intentarán cerrar un “diagnóstico por exclusión” en el que, por ahora, se baraja la hipótesis de que el causante de las muertes fuera una sustancia volátil, probablemente un plaguicida o fungicida, que tiene efectos letales pero no deja huellas en el organismo de las víctimas.