Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez anula los recortes laborales en el Ayuntamiento de Alcalá

La sentencia afecta a 300 empleados que no son funcionarios pero que pertenecen a la plantilla

Un juez ha dado la razón a los trabajadores del Ayuntamiento de Alcalá sobre la modificación de las condiciones laborales que el Gobierno municipal, del PP, aprobó por decreto el 8 de marzo de 2012. El Juzgado número 37 de la Sala Social de Madrid ha declarado nulo el acuerdo de la Junta de Gobierno Local para modificar a la baja el convenio firmado entre el Ayuntamiento y los trabajadores durante el periodo 2008-2012. La decisión afectará a unos 300 empleados que no son funcionarios, pero que están integrados en la plantilla.

Según la sentencia, el Ayuntamiento debería haber mantenido el convenio en vigor hasta la aprobación de uno nuevo, "declarando nulas las normas actuales" como consecuencia de la resolución judicial.

La sección sindical de CGT en el Consistorio, responsable de liderar la demanda presentada por los trabajadores, ha emitido un comunicado en el que muestra su satisfacción por el fallo judicial.

En declaraciones a la agencia EFE, el secretario de la sección del sindicato, Sergio Carvajal, ha señalado que el Gobierno municipal, tras el fracaso de la negociación con los sindicatos, aprobó un decreto que modificaba "prácticamente" todo el convenio. "Los recortes era más ideológicos que económicos, que también los hubo, como la eliminación de las ayudas sociales para los trabajadores que acreditaran que las necesitaban o que tenían una discapacidad reconocida", ha añadido.

La concejal de Hacienda, Marta Viñuelas, ha informado de que el Ejecutivo local no presentará un recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). La sentencia será firme en cinco días.

Por su parte, CGT ha comunicado que exigirá la ejecución "inmediata" de la resolución judicial para "devolver todos los artículos a su estado anterior", lo que beneficiará al personal laboral municipal. Según las mismas fuentes, la sentencia afectará a unos 300 empleados que no son funcionarios pero están integrados en la plantilla del Ayuntamiento, formada por 1.800 trabajadores.