el pulso soberanista

Tres diputados del PSC sopesan romper la disciplina de voto

Àngel Ros deja su escaño en protesta por el ‘no’ del PSC a pedir la consulta El alcalde de Lleida pide que no se expulse a los diputados que rompan la disciplina de voto

Foto: atlas | Vídeo: ATLAS

Àngel Ros, alcalde de Lleida y diputado del PSC por esta provincia, ha renunciado esta tarde a su escaño en el Parlament en protesta por la decisión del partido de votar no a la petición de la consulta que aprobará mañana la cámara. Ros ha almorzado este mediodía con varios de los diputados críticos del partido para intercambiar opiniones sobre qué hacer mañana en esa votación. "Defiendo la abstención, creo que hubiera sido lo mejor, pero he dimitido por coherencia, por compromiso con los ciudadanos y por fidelidad con los militantes y simpatizantes", ha argumentado Ros esta tarde, en una rueda de prensa en la que ha explicado sus motivos para dimitir. Entre ellos, pesa su condición de alcalde de Lleida. "No es bueno que un alcalde de una capital esté polemizando continuamente con la dirección", ha comentado Ros. Su intención es seguir como edil y presentarse para la reelección en 2015. También quiere continuar en la Ejecutiva socialista y mantener su cargo de presidente de la federación de Lleida, Pirineus i Vall d'Aran.

Ros ha pedido a la dirección que evite expulsar a los parlamentarios que mañana opten por romper las directrices de la Ejecutiva. “En el PSC cabemos todos, también los que mañana pueden votar distinto a la posición del partido”. Tres diputados críticos -Joan Ignasi Elena, Marina Geli y Núria Ventura- son los que con toda probabilidad romperán la disciplina de voto. Elena, que disputó a Pere Navarro el liderazgo del PSC en el congreso de diciembre de 2011, ha convocado esta tarde una reunión de la ejecutiva local de Vilanova, donde milita, en la que seguramente comunicará su posición. Este diputado se inclina por abstenerse o no participar en la votación, lo que supondría la ruptura de la disciplina de voto. Las diputadas Marina Geli, exconsejera de Salud, y Núria Ventura mantienen un hermetismo total, aunque barajan el escenario de votar a favor de la petición de la consulta, como lo harán CiU, Esquerra e ICV.

Más información
El líder del PSC avisa ante la votación de mañana de que no tolera divergencias
La CUP se abstendrá en la votación para pedir la consulta al Congreso
Diputados del PSC piden libertad de voto en el pleno de la consulta

Se da por hecho que la diputada Rocío Martínez-Sampere finalmente votará no y se alineará con la postura oficial del partido, aunque sea muy crítica con ese posicionamiento y posteriormente lo verbalice en rueda de prensa. Seguramente es la diputada que más tiene que perder en caso de que se adopten medidas disciplinarias por la ruptura de la disciplina de voto, pues Martínez-Sampere aspira a ganar las primarias del PSC en Barcelona que se celebrarán en poco más de mes y medio para elegir al alcaldable para 2015.

Tras la renuncia de Ros al acta de diputado, el PSC quedará mañana con 19 escaños, a la espera de que se formalice el relevo. Su sustituto es Óscar Ordeig, candidato del PSC en la Seu d'Urgell, y que fue derrotado por Ros en el congreso socialista de la federación leridana. Ros continuará militando en el PSC y tiene previsto ser el cabeza de cartel del partido en las próximas elecciones municipales de 2015. El primero que ha conocido su renuncia esta mañana ha sido Pere Navarro, que se encontraba en Madrid, a quien Ros ha telefoneado poco antes del mediodía.

La dirección del PSC limita el efecto de la decisión de Ros a la renuncia de su escaño. El partido sigue manteniendo la confianza en él, pese a estar adscrito al sector más catalanista del PSC, y se da por hecho que será el alcaldable en Lleida el próximo año, donde gobierna con mayoría absoluta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS