Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV empieza el desmarque de Sortu al desviar el debate de las detenciones

Enviará la iniciativa ‘abertzale’ en la Cámara a la ponencia de Paz y Convivencia

El PNV aprovechará la primera oportunidad que le brinda este miércoles una iniciativa de EH Bildu en el Parlamento para escenificar el desmarque de la izquierda abertzale con el que pretende restañar las heridas con el resto de los grupos, especialmente PSE-EE y PP. Así, al acudir esta mañana a la Diputación Permanente del Parlamento para abordar con carácter de proposición no de ley una queja de la izquierda abertzale por las detenciones del denominado frente de las cárceles, el PNV evitará la discusión y trasladará la cuestión a la ponencia de Paz y Convivencia.

Curiosamente, en esta ponencia solo están presentes ahora los nacionalistas y la coalición soberanista y sus trabajos, paralizados. EH Bildu había conseguido elevar hasta el Parlamento su protesta por las detenciones de quienes considera interlocutores del EPPK, el colectivo de presos de ETA y que ya han ingresado en la cárcel por orden del juez Eloy Velasco.

En su iniciativa contó con el apoyo de todos los grupos, incluido el PSE-EE, una decisión, precisamente, que le mereció las críticas de PP y UPyD y que Rodolfo Ares circunscribió a cuestiones de procedimiento. No obstante, la queja se quedará sin recorrido ya que se verá diluida en el contexto de la ponencia. Para no desmerecer la iniciativa de EH Bildu, Joseba Egibar admitió que las detenciones “sí tiene su gravedad”, pero inmediatamente acortó que “si un grupo parlamentario quiere que se someta a debate, la respuesta ya sabe cuál es, que lo vamos a derivar a la ponencia de Paz y Convivencia”.

La coalición entendía la urgencia de su proposición no de ley porque el operativo policial del pasado miércoles en Bilbao y Hernani “echa por tierra el ansia de paz arraigado en la sociedad vasca. Es imprescindible que el Parlamento vasco dé inmediatamente una respuesta acorde a los hechos”, señalaron en su justificación. En el debate de la Diputación Permanente, el PSE-EE planteará una enmienda a la totalidad en la que abogará por una política penitenciaria “más flexible y dinámica” y exigirá a la izquierda abertzale que “acabe de hacer el recorrido que le corresponde” y aborde “una revisión crítica de su pasado”, como adelantó José Antonio Pastor.

El PP se limitará a votar en contra “para no dar a EH Bildu un protagonismo en una materia que no tiene discusión”. UPyD también se opondrá de manera “frontal”.

Pero el Parlamento tampoco se ha podido escapar de los ecos de la manifestación del pasado sábado en Bilbao. El PSE-EE está indignado por la presencia en esta marcha de la presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria (PNV) hasta el punto de que registró ayer una queja en el Parlamento en la que expresa su “profundo malestar” por su presencia. En el escrito, los socialistas recuerdan a Tejeria que no cabe argumentar que su asistencia fue a “título personal” porque su cargo “trasciende la persona y la opinión política de quien lo ostenta”.

Ningún representante del Gobierno vasco acudió a la manifestación, aunque sí lo hicieron otros cargos institucionales del PNV. Desde el entorno de Tejeria, replicaron a los socialistas diciendo que el Parlamento “tiene un papel muy relevante que jugar en la consolidación del proceso de paz”. En esta línea recordaron que “nos encontramos en un nuevo tiempo. Un nuevo tiempo que entre todos tenemos que consolidar. Es responsabilidad nuestra impulsar el proceso de paz que está en marcha y el Parlamento vasco tiene un papel muy relevante que jugar en la consolidación de dicho proceso”, señalaron a Efe.