Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cesión del hospital de San Carlos, pendiente de Hacienda

El 31 de diciembre expiró el plazo que fijó el acuerdo entre el Ministerio de Defensa y la Junta

Entrada del hospital de San Carlos de San Fernando, el pasado febrero. Ampliar foto
Entrada del hospital de San Carlos de San Fernando, el pasado febrero.

Superado el plazo, las partes respiran optimismo y aseguran que el acuerdo está materialmente cerrado y que cada uno ha cumplido con su parte. El 31 de diciembre de 2013, tras un año y medio de negociaciones, el Ministerio de Defensa debía haber cedido a la Junta de Andalucía la titularidad —y el coste de la gestión— del Hospital Militar de San Carlos, en la ciudad gaditana de San Fernando.

Era la fórmula acordada entre ambas Administraciones para lograr un doble objetivo: evitar el gasto de los casi 30 millones anuales que el Gobierno invertía en la instalación, cifra inasumible por Defensa en tiempos de contención financiera; y al mismo tiempo dotar a los 96.361 residentes en la ciudad de un equipamiento médico civil de atención rápida bajo la tutela del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que evitase los desplazamientos a los hospitales de Puerto Real o Cádiz.

Cumplido el plazo, un portavoz del Ministerio de Defensa anunció ayer que el mecanismo de traspaso “está cerrado y aunque ha habido momentos complicados durante la negociación, bien está lo que bien acaba”. Con todo, el protocolo de cesión efectiva “aún debe cumplir un trámite más”. Al tratarse de un patrimonio público propiedad del Estado, “debe ser el Ministerio de Hacienda el que libere el inmueble” para que la Consejería andaluza de Salud asuma el centro y su gestión, explica Defensa.

Ninguna de las partes aventura una nueva fecha de entrega, pero sí recuerdan ambas que Hacienda tiene entre manos la transferencia desde el pasado noviembre.

Con todo, el centro mantiene de momento su actividad bajo jurisdicción militar “gracias a un procedimiento de prórroga financiera” que aporta Defensa para evitar el cierre de la instalación, explicó el portavoz.

El borrador de protocolo alcanzado entre la Junta y el Gobierno, que aún no ha sido presentado oficialmente, establece que Salud deberá asumir la instalación médica para la apertura de un centro de cirugía mayor, exploraciones diagnósticas, urgencias, hospital de día, hospitalización polivalente, cuidados paliativos, con una unidad especializada en lesionados medulares y grandes discapacitados. El nuevo hospital asumirá de manera progresiva servicios que en la actualidad prestan los saturados hospitales de Puerto Real y Cádiz.

La consejería tiene intención de hacer uso de las actuales dotaciones y equipamientos médicos, sin realizar nuevas inversiones en obras hasta que la situación económica permita acometer mejoras.

Por su parte, Defensa mantendrá el coste de las nóminas de los actuales 351 empleados del centro durante el resto de su vida laboral. El personal será asumido por la Junta, que recibirá mensualmente la aportación financiera del Gobierno central. Además, el ministerio mantendrá la propiedad de un edificio anexo al hospital para la realización de los análisis médicos rutinarios y primeras atenciones a la amplia población dependiente de Defensa en el entorno de la bahía de Cádiz, unas 10.000 personas.

El delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, ha insistido en las últimas semanas en la conveniencia de avanzar, al menos, con la firma del protocolo de acuerdo, lo que permitiría a la Junta el inicio del traslado, aun a la espera de rubricar en una segunda ocasión el acuerdo de transferencia definitiva.

Se salva de esta manera un hospital que en 2005 fue incluido en la lista de 14 centros médicos militares que el Gobierno quería cerrar para abaratar costes. El Plan de Racionalización aprobado entonces por Defensa dejaba la puerta abierta a posibles conciertos con las redes sanitarias civiles, como finalmente ocurrió con San Carlos.

Desde ese mismo año, el hospital San Carlos, gracias a un concierto con el SAS, ha venido prestando servicios a residentes civiles de consultas externas y cirugía menor ambulatoria.

La Junta ha reservado 11 millones de euros para activar los servicios en San Carlos aunque este gasto puede, de nuevo, generar retrasos en la apertura de otros centros sanitarios en la provincia de Cádiz, como el de alta resolución de la Janda, el segundo ambulatorio de Rota o el nuevo Hospital de La Linea.