Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
los martes de innobasque

La apuesta vasca por la innovación

Arantza Tapia ha clausurado en el Guggenheim una jornada con presencia de numerosos directivos de empresas

Una radiografía sobre la innovación en Euskadi se ha proyectado con la presencia de unas 300 personas en el Museo Guggenheim de Bilbao durante el último “Martes de Innobasque” del año, que ha clausurado Arantza Tapia, consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco.

José Ignacio Arrieta, presidente de Editora del País Vasco 93 y Alberto García Erauzkin, presidente de Innobasque-Agencia Vasca de la Innovación, abrieron el encuentro. Arrieta ha centrado su intervención en la “generación de valor añadido”, mientras que Garcia Erauzkin ha puesto el foco en “las personas abiertas al cambio, optimistas inteligentes son conscientes de las dificultades, pero que saben que el único camino es desafiar a la incertidumbre y a las dificultades con pasión y trabajo duro, aprendiendo de los aciertos y de los errores”.

En la clausura de la jornada, Tapia ha destacado las dos “metaprioridades” en las que Euskadi basará su estrategia de especialización inteligente: manufactura avanzada y energía

Dentro de las intervenciones, Gotzon Bernaola, en nombre del BSI e Innobasque, ha explicado que la innovación social aborda el desafío social, “siendo una oportunidad para que Euskadi haga de la competitividad y de la cohesión dos ejes confluyentes y no paralelos”, a través de “actuaciones que empoderen y capaciten a las personas que viven en nuestro territorio haciendo de la innovación un proceso de co-creación”.

El desafío empresarial ha sido planteado desde perspectivas tan diferentes como la del Grupo Arteche, con Santiago Rementería, y la de Tumaker, con Aitziber Eizaguirre. Rementería ha hablado de “reinventar la estrategia” con nuevos mercados geográficos, nuevas tecnolgías y nuevos ofertas de futuro. “En 2013 la mitad del volumen de ventas de Arteche corresponderá a productos y servicios incorporados en los últimos diez años”, ha dicho. Eizaguirre, por su parte, ha declarado que la suya es “algo más que una empresa de impresoras 3D”, ya que “soñamos con un futuro en el que todos tengamos acceso a las herramientas avanzadas de fabricación. Para ello, trabajan para “alcanzar los límites de la tecnología, para poner estas herramientas en manos de personas creativas y empresas innovadoras para que avancen hacia una sociedad mejor y más sostenible”.

Por su parte, los dos principales centros tecnológicos vascos IK4 Research Alliance y Tecnalia se enfrentan al reto científico-tecnológico a través de la investigación aplicada, gracias a la cual ayudan a las empresas a desarrollar nuevas oportunidades de negocio, es decir, transforman el conocimiento en resultados económicos.

Por último, el desafío regional tiene que ver con la dimensión de Euskadi como un territorio pequeño en extensión, pero hace también referencia a la Red Vasca de Ciencia, Tecnología e Innovación como agente aglutinador y generador de una economía y una sociedad intensiva en conocimiento que nos permita proyectarnos en los mercados globales para competir con garantías.