Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tragedia en Alcalá

Dos llamadas a emergencias

Los familiares no descartan denunciar por negligencia médica a los servicios sanitarios

Puerta del piso en la que residía la familia, en la calle Pesadora. Ampliar foto
Puerta del piso en la que residía la familia, en la calle Pesadora.

Una llamada al servicio de emergencias sanitarias no bastó para diagnosticar la intoxicación por la que murieron tres miembros de una misma familia este sábado en Alcalá de Guadaíra. Vómitos y náuseas fueron los primeros síntomas de las víctimas, cuyos familiares están contemplando la posibilidad de denunciar a la Junta de Andalucía por una posible negligencia en la atención a los enfermos. El servicio de emergencias sanitarias acudió en dos ocasiones. La primera fue a las 2.55 de la madrugada del sábado y desde el centro coordinador se envió un equipo de urgencias del municipio, donde según la Consejería de Salud, el servicio de emergencias siguió el protocolo establecido en estos casos. Posteriormente, a las 9.55, recibieron otra llamada en la que se informó sobre un agravamiento de los síntomas. Entonces se envió otro equipo móvil que al llegar al lugar encontró a dos adultos en estado grave y a una niña de 14 años ya fallecida. En ese momento, la Junta activó la Red de Alerta de Salud Pública que se desactivó esa misma noche.

Horas después fallecieron los padres en el Hospital Virgen de Valme de Sevilla, donde fueron traslados. La cuarta integrante de la familia, una menor de 13 años, permanecía el domingo en la Unidad de Cuidados Intensivo del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde evoluciona favorablemente, según Salud.

“Es posible que una persona fallezca en pocas horas por la ingesta de algún alimento, todo depende del grado de toxicidad que contenga”, ilustra el médico forense Alejandro López Iranzo. “Hay algunos elementos tóxicos que destruyen el hígado y otros el riñón, y eso puede pasar en poco tiempo. Habrá que esperar a ver la autopsia”, añade. El juzgado de guardia de Alcalá de Guadaíra se ha hecho cargo de la investigación, que está bajo secreto de sumario. Todos los grupos políticos del municipio, gobernado por el PSOE, han cerrado filas en el caso. Por su lado, IU en Andalucía y el Partido Andalucista van a pedir una investigación a fondo de lo sucedido. Ya están previstas manifestaciones vecinales.

Este hecho pone de nuevo en jaque a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que el pasado mes de octubre abrió una investigación por la muerte por bronconeumonía de un indigente polaco horas después de haber sido ingresado por urgencias en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.