Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez días para contener la respiración

La contaminación se disparó en la capital a primeros de mes: de las 24 estaciones, 22 superaron el límite de dióxido de nitrógeno

El inicio del mes de diciembre en Madrid ha sido muy negro, con el dióxido de nitrógeno (NO2) por las nubes. El 3 de diciembre se alzó con el récord, e incluso en la estación de Ramón y Cajal, con niveles máximos de 388 microgramos por metro cúbico, se llegó al nivel de preaviso a la población. En el barrio del Pilar se alcanzaron los 371. Pero el protocolo municipal dice que para advertir al ciudadano se deben superar los 200 microgramos por metro cúbico de forma simultánea en dos estaciones del mismo área y durante dos horas. “Algo complicado porque, por ejemplo, la estación del Barrio del Pilar comparte área con las de Casa de Campo y Tres Olivos, que están muy alejadas y además la calidad del aire entre ellas no tiene nada que ver”, advierte el PSOE.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid.
Fuente: Ayuntamiento de Madrid.

En los datos que maneja este grupo municipal, se refleja que durante los 10 primeros días del mes de diciembre, 22 de las 24 estaciones de medición madrileñas registraron niveles de NO2 por encima de los 40 microgramos por metro cúbico (nivel anual de protección para la salud humana según la normativa). Solo las estaciones situadas en El Pardo y en el Parque Ferial Juan Carlos I se han librado. El nivel medio más alto lo ha alcanzado la estación de Villaverde con 100 microgramos por metro cúbico, seguida de Fernández Ladreda (95), Barrio del Pilar (93) y Plaza de España (89).

El culpable de los malos aires madrileños es un persistente anticiclón, que dificultaba la dispersión de la polución acumulada, procedente en un 85% de los tubos de escape de los coches, sobre todo de los diésel. Y la mala actuación del equipo de gobierno municipal, denuncian los socialistas. Ruth Porta, concejala del PSOE y responsable de medio ambiente, acusa al Gobierno de Madrid de “irresponsabilidad absoluta al ignorar la boina de contaminación y no tomar ninguna medida”. La edil pide que se modifique el Plan de Calidad del Aire y los protocolos de actuación. Este mal hacer municipal se refleja en el rechazo de Comisión Europea de la prórroga de cinco años que pidió el Ayuntamiento para alcanzar los niveles permitidos de dióxido de nitrógeno.

Desde el Ayuntamiento replican que la calidad del aire de Madrid cumple con todos los parámetros de la Directiva Europea, excepto en el caso del dióxido de nitrógeno, aunque se ha reducido en un 30% desde 2011 y un 36% desde 2013. Estos datos, sostienen, “nos permiten ser optimistas”, dicen. Sin embargo, los datos de calidad del aire en España en 2012 señalan a la capital como el único punto negro del país en contaminación por dióxido de nitrógeno en valor horario y uno de los cuatro únicos en valor anual.

Desde la concejalía de Medio Ambiente aclaran que estos días “no se han alcanzado los niveles para decretar una alerta atmosférica o para establecer medidas extraordinarias de actuación”. Antes de este paso, existe un nivel de preaviso, seguido del aviso a la población. Solo el 3 de diciembre se alcanzó en la zona 1 el nivel de preaviso.

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetsky, por su parte, recuerda a la alcaldesa, Ana Botella, que “es increíble que Barcelona haya tomado medidas en previsión de que se superaran los 200 microgramos de dióxido de nitrógeno, y que en Madrid con superaciones de 380 no se haya hecho nada”. El Ayuntamiento puso en marcha en 2011 un plan de calidad del aire en el que el 60% de las medidas están dirigidas al tráfico: carriles bici, zona de bajas emisiones con flota de autobuses limpia —en este momento el 89,7% de los vehículos— e impulso al transporte público. Pero de momento, parece que en Madrid es necesario contar con el beneplácito de la meteorología para conjurar los malos aires contaminados.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram