Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para ocho de los diez detenidos por los destrozos en el puente Carranza

El Gobierno acusa a empleados de Navantia, pero los sindicatos lo niegan

Encapuchados rompen una señal en el puente de acceso a Cádiz, ayer. Ampliar foto
Encapuchados rompen una señal en el puente de acceso a Cádiz, ayer. efe

El juez ha enviado a prisión a ocho de los diez jóvenes detenidos esta madrugada por causar daños en el puente de acceso a Cádiz, en unos actos vandálicos que se produjeron mientras se celebraba una asamblea de trabajadores en los astilleros de Puerto Real. El puente José León de Carranza, uno de los dos únicos accesos por carretera a la ciudad de Cádiz, permaneció cortado durante 18 horas debido a estos incidentes. Un grupo de encapuchados arrojó señales de tráfico al suelo, prendió fuego a varias hogueras y dejó piedras y objetos en la vía. La policía pudo detener a diez de los implicados. Los sindicatos se han desvinculado de la protesta pero el subdelegado del Gobierno, Javier de Torre, ha acusado a seis operarios de haber participado activamente en los destrozos.

El corte de la circulación provocó molestias a más de 15.000 usuarios, según cálculos de la Jefatura de Tráfico, que quedaron atrapados en atascos que alcanzaron los 10 kilómetros. No es la primera vez que una protesta de astilleros deriva en problemas de tráfico. Las últimas, de hecho, provocaron graves daños en el carril reversible del puente Carranza, que tardaron dos semanas en subsanarse. En esta ocasión, no hubo desperfectos en ese carril pero la limpieza tardó más de lo habitual.

De Torre denuncia agresiones y amenazas a personal de mantenimiento

Según ha explicado el subdelegado del Gobierno, los trabajadores de mantenimiento no pudieron actuar justo después de los actos vandálicos, poco antes de las seis de la tarde del jueves, fueron amenazados y agredidos con el lanzamiento de objetos desde la factoría de Navantia de Puerto Real, donde, a esa hora, se celebraba un encierro de la plantilla para reclamar carga de trabajo. Estos hechos, denunciados ante la policía, provocaron que la retirada de objetos de la carretera no se pudiera iniciar hasta por la mañana, cuando, según el subdelegado, “se pudo garantizar la seguridad completa de esos operarios”.

También ha detallado que los destrozos fueron provocados por un grupo de diez personas que, mientras se celebraba asamblea en el astillero, llegaron al puente en coche y, ante los medios de comunicación pero sin apenas presencia policial, empezaron a destrozar señales viarias y a encender fogatas sobre la vía. Pudieron ser detenidos al ser interceptados sus vehículos. Pero Javier de Torre ha revelado que además la policía descubrió a seis trabajadores del astillero, que dejaron la asamblea por unos momentos y también participaron de los actos vandálicos. No fueron detenidos.

Estos incidentes se producen en plena inquietud por el futuro del sector naval ante la falta de carga de trabajo. El PP ha condenado la violencia empleada y ha defendido que el Gobierno y Navantia se esfuerzan en conseguir contratos.