Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juaristi busca acabar con “los mitos” de la historia del País Vasco

"Hay una necesidad de justificar los privilegios y comenzaron a aparecer leyendas para justificarlos"

Jon Juaristi.
Jon Juaristi. Efe

El escritor Jon Juaristi ha publicado Historia mínima del País Vasco, una obra de poco más de 300 páginas con la que busca acabar con "los mitos" de una historia que, afirma, ha sido "pródiga en falsificaciones".

El libro forma parte de la serie de historias "mínimas" editada por Turner, que abrió la de España escrita por Juan Pablo Fusi, y que incluirá otra sobre la historia de Cataluña, según avanzó la editorial esta semana en Madrid, en un acto al que, además del autor, asistieron el propio Fusi, Fernando García de Cortázar, Fernando Savater y Félix de Azúa. Todos ellos elogiaron el esfuerzo de Juaristi por desmitificar una historia que se ha transmitido casi como un relato, centrada en un territorio históricamente "privilegiado" y que, precisamente por ese motivo, ha necesitado crear su propia historia.

"Hay una necesidad de justificar los privilegios y comenzaron a aparecer leyendas, mitos, para justificarlos", señala Juaristi quien añade que esa "mitificación continua" es uno de los "deportes favoritos" del País Vasco, cuya historia está llena de "falsificaciones lisas y llanas, desde el siglo XVII hasta ahora".

Defiende que el País Vasco no tuvo entidad histórica hasta el siglo XIX, "a no ser como vagina de pueblos", esto es, una región que "bombeaba" su población hacia el exterior, cuyos habitantes destacaban cuando se alejaban del territorio. "Era una historia sin grandes dimensiones, muy doméstica, destacaban fuera", asevera Juaristi, quien añade que hasta el siglo XVI no se empieza a hablar de una identidad vasca y que es a partir de entonces cuando se comienzan a crear los "mitos" que, en buena medida, son anteriores al nacionalismo.

Juaristi, exdirector del Instituto Cervantes, es catedrático de Filología Hispánica, poeta y ensayista y está en posesión del Premio Nacional de Ensayo 1998 y el Espasa 1997 en la misma modalidad.

Fusi afirma que Juaristi tritura "los convencionalismos, los lugares comunes y las manipulaciones" que han marcado la historia del País Vasco, caracterizada por haber sido "romantizada", "manipulada" y "etnificada" para hacerla pasar como la historia del pueblo vasco.

Savater recalca el acierto de que el autor proceda del mundo de la literatura y sea un "gran escritor" que ha dejado un texto "breve, conciso y bien escrito" y hace hincapié en que es "importante que esté ahí para que la gente pueda saber la verdad" porque "hoy, todo es falsificación en el País Vasco y Cataluña". "Aquí tiene usted la verdad, luego créase lo que quiera", resume Savater quien, sin embargo, se muestra escéptico con la posibilidad de que el libro pueda acabar con los mitos.

García de Cortázar incide en que el libro está escrito desde un presente "conflictivo" y responde a las preguntas clave sobre la historia del País Vasco: ya sean el territorio, la lengua, los fueros o cómo se han justificado los privilegios "Esto es una especie de vademécum", señala el historiador.

Por último, Félix de Azúa afirma que, frente a la "somnolencia" que provocan la mayor parte de los libros de historia, la Historia mínima del País Vasco es "el libro de un literato", obra de "uno de los mejores escritores que tenemos en España".