La funeraria entra en pérdidas millonarias

La empresa municipal, privatizada al 49%, lo achaca al descenso de fallecimientos Debe abonar el IBI y la tasa de basura impagados desde 2009 Sube el sueldo medio de sus directivos, superior al de Botella, hasta los 126.000 euros

Vista panorámica del cementerio de La Almudena, el pasado día de Todos los Santos.
Vista panorámica del cementerio de La Almudena, el pasado día de Todos los Santos. luis sevillano

Los madrileños no se mueren al ritmo pronosticado por el Ayuntamiento. Eso, unido a que las familias optan por las formas más baratas de entierro, ha descuadrado las cuentas de la Sociedad Mixta de Servicios Funerarios. Esta empresa, de mayoría municipal (el 49% de acciones se privatizaron a principios de los años noventa), cerrará 2013 con 1,9 millones de pérdidas, frente a los tres millones de euros de beneficios que había previsto en enero. Pese a ello, el sueldo de sus directivos ha aumentado; ganan 126.000 euros, de media, más que la propia alcaldesa, Ana Botella (102.000).

» Menos fallecimientos. El número de defunciones en la región crece a ritmo estable: 40.828 en 2010, 41.614 en 2011, y 42.878 en 2012. También aumentan en la capital: en 2011 fueron 25.832, y en 2012 subieron a 26.262. Sin embargo, esa tendencia ha debido revertirse este año, o al menos así lo asegura el Ayuntamiento, que achaca al descenso de fallecimientos la caída de ingresos de la funeraria en 2013, y el agujero consiguiente en sus cuentas por haber sido incapaz de preverlo.

En 2012, la funeraria municipal ingresó 54 millones de euros, fundamentalmente por servicios fúnebres, velatorios y cementerios. Realizó 11.660 servicios básicos, más 5.166 para fallecidos en otros municipios y 5.106 para otras funerarias. La empresa ganó 3,5 millones, casi 10 veces más de lo que tenía previsto.

Para 2013, proyectó realizar 11.835 servicios básicos y 12.571 velatorios, y concesionar 5.807 unidades de enterramiento. Se procuraría así tres millones de ingresos. Pero, en su lugar, va a perder casi dos millones de euros.

» Entierros más baratos. ¿A qué se debe ese cambio? En primer lugar, a que prestará menos servicios básicos de los previstos (10.900). Caerán también los que realiza para fallecidos en otros municipios (4.496) y de otras funerarias (4.061), y los velatorios (11.520). La empresa añade que, debido a “la crisis”, “se demandan servicios más económicos y unidades de enterramiento temporales frente a las concesiones de 99 años”. Las pérdidas de 2013 se afrontarán con cargo a los fondos propios. Además, la empresa estudia vender su parte en una parcela en el PAU de Carabanchel. Sus previsiones para 2014 son prácticamente las mismas con las que cerrará este año. Y confía en cerrar el próximo ejercicio con beneficios (193.000 euros).

» El IBI y la tasa de basuras. El agujero en las cuentas de la funeraria de 2013 no se debe solo al error en la previsión de ingresos. La empresa ha tenido que pagar 2,1 millones que no tenía presupuestados para afrontar los recibos atrasados del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y de la tasa de basuras de 2009 a 2013.

Algo similar ocurrió en el Club de Campo, otra empresa cuyo capital no es totalmente municipal. Hasta 2006 estaba exenta de pagar el IBI; debería haberlo hecho desde entonces, pero lo olvidó. Para cuando el Ayuntamiento se dio cuenta, ya no podía reclamarle todos los recibos, sólo los últimos.

En 2012, la funeraria pagó en concepto de tributos 470.000 euros. En 2013, preveía más o menos lo mismo, pero al final fueron 2,6 millones, al tener que afrontar los recibos impagados. Para 2014, una vez regularizado el pago, serán 1,3 millones.

» Menos jefes, más sueldo. En 2013, la funeraria tenía 550 empleados; el año que viene, serán 539. Este recorte afectará a todas las áreas, incluida la cúpula directiva, que pasará de ocho a siete personas. Lo que no bajará será su sueldo medio. La remuneración básica de un director asciende ahora de media a 109.000 euros; sumada la antigüedad, son 116.000 euros brutos anuales.

En 2014, el salario básico medio será de 118.000 euros que, sumada la antigüedad, se elevará a 126.000 euros. El consejero delegado, Juan Antonio Valdivia, dice que los sueldos están congelados y se fijan en el convenio colectivo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción