Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luz verde judicial a la operación Bernabéu

Los magistrados validan el intercambio de terrenos entre el Ayuntamiento y el club

El fallo despeja la reforma del estadio, que incluye un nuevo centro comercial

Perspectiva aérea del Santiago Bernabéu en 2005. Ampliar foto
Perspectiva aérea del Santiago Bernabéu en 2005.

El Juzgado Contencioso-administrativo número 14 ha rechazado el recurso presentado por un ciudadano contra el convenio firmado por el Real Madrid y el Ayuntamiento en 2011 para intercambiarse varias parcelas, entre ellas, una franja de terreno alrededor del estadio Santiago Bernabéu. Esta decisión judicial allana la operación urbanística que permitirá al club remodelar su campo, techándolo y construyendo a su vera, junto al paseo de la Castellana, un hotel y centro comercial.

Dos décadas de litigios. El Real Madrid se comprometió en 1991 a construir un aparcamiento junto al estadio, pero se echó atrás, dejando a deber 2,8 millones al Ayuntamiento. En 1998, en una operación diferente, el club pactó un canje de terrenos con la ciudad: cedió una parcela en la antigua Ciudad Deportiva (valorada en 13,5 millones) y recibió cuatro terrenos en la calle de Julián Camarillo (13 millones) y otro en Las Tablas (488.000 euros).

El error del Ayuntamiento. Sin embargo, ese acuerdo no quedó cerrado porque la parcela de Las Tablas legalmente no podía ser cedida; para cuando el Ayuntamiento quiso solventar su error, el terreno ya estaba tasado en 22,7 millones. Era 46 veces más caro. Así pues, tuvo que compensar al club por esa diferencia: en julio de 2011, firmó un convenio para entregarle cuatro parcelas en la calle de Mercedes Arteaga (4,4 millones) para hacer chalés; otra en Valdebebas de 3.000 metros para oficinas (8,7 millones); y una franja de tres metros de ancho alrededor del Santiago Bernabéu, donde de hecho se levantan sus pilares y contrafuertes (6,9 millones). Los 2,8 millones restantes se compensaron por la deuda del aparcamiento frustrado.

Cinco meses paralizado. Un particular presentó en febrero de 2012 un recurso ante el Juzgado Contencioso-administrativo, que lo admitió a trámite y ordenó además la suspensión cautelar del convenio de 2011. El Ayuntamiento y el club apelaron al Tribunal Superior de Justicia, que cinco meses después levantó la paralización cautelar. Pero la operación siguió pendiente del dictamen definitivo del Contencioso.

Sentencia judicial. El tribunal ha dictado sentencia el 10 de octubre y ha rechazado el recurso al considerar que el ciudadano no está habilitado legalmente para presentarlo. Cree que los convenios entre el Ayuntamiento y el club tienen “una evidente repercusión sobre la ordenación urbana de la zona del paseo de la Castellana”, pero niega su naturaleza urbanística. Estas consideraciones eran las que defendía el Ayuntamiento, lo que hace imposible admitir el recurso basándose en el derecho a la acción pública en materia urbanística. Así pues, el tribunal lo rechaza. Pero recuerda que, en caso contrario, el proceso hubiera podido llevar incluso a la suspensión de las obras y al derribo de lo ya construido.

Contra el fallo cabía recurso, pero el plazo finalizó el viernes.

Reforma del Bernabéu. El hecho es que construido no hay nada, y tampoco se ha iniciado obra alguna. Una vez firmado el convenio y cerrado así los litigios sobre el intercambio de parcelas, el Ayuntamiento aprobó en julio de 2012 la modificación puntual del Plan General de Urbanismo que permitirá al Real Madrid techar el Santiago Bernabéu (sin aumentar su aforo) y construir un complejo de ocio de 12.250 metros cuadrados en los terrenos entre el estadio y el paseo de la Castellana, con un aparcamiento subterráneo de 600 plazas.

A cambio de ganar esos terrenos, el club deberá ceder al Ayuntamiento la Esquina del Bernabéu (entre las calles de Concha Espina y de Padre Damián), derribando el centro comercial que allí se ubica para convertir la parcela en un parque de 5.216 metros cuadrados. Además, devolverá las cuatro parcelas de la calle de Mercedes Arteaga que consiguió en 2011; en lugar de albergar chalés, servirán para equipamientos y zonas verdes. El club pagará 6,6 millones en metálico.

Estadio con patrocinador. La remodelación del estadio costará cerca de 400 millones, según los cálculos del club. La mayor parte de ese dinero podría ser aportado por un patrocinador, que, a cambio, colocaría su marca en el nombre del estadio. El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, tiene sobre la mesa cuatro proyectos arquitectónicos desde octubre de 2012, pero posteriormente pidió cambios de diseño a sus autores para ganar rentabilidad comercial. Aún no ha anunciado cuál será el elegido.

Bajo la lupa de Bruselas. Los servicios de Competencia de la Comisión Europea investigan el convenio de 2011 y el cambio urbanístico para ampliar el estadio, por si pudieran ser ayudas públicas encubiertas. En el primer caso, llama la atención el aumento del valor de la parcela de Las Tablas. En el segundo, que la Esquina del Bernabéu y las parcelas de calle de Mercedes Arteaga coinciden en superficie con el nuevo centro comercial, pero difícilmente lo pueden hacer en tasación al ser diferentes barrios. El Ayuntamiento alega el valor económico y turístico de la operación.

Más información