dependencia

Jaén renuncia a prestar la ayuda a domicilio por impagos de la Junta

El cese del servicio en diciembre afectará a 439 usuarios y 200 trabajadores El Gobierno insta al Ayuntamiento a mantener la atención a los dependientes

Fernández de Moya.
Fernández de Moya.

El Ayuntamiento de Jaén, gobernado por el PP, ha dado un golpe en la mesa a la prestación de los servicios sociales básicos. Su alcalde, José Enrique Fernández de Moya, ha anunciado este martes que dejará de prestar el servicio de ayuda a domicilio (incluido en el catálogo de la Ley de la Dependencia) a partir del 4 de diciembre, cuando expira el convenio con la Junta. Los impagos de la Administración andaluza —que, según el alcalde, adeuda al Consistorio dos millones— han motivado la decisión municipal. Pero los sindicatos y los grupos políticos de la oposición ya han alertado del impacto de esta medida, ya que unos 439 usuarios se quedarán sin el servicio y unas 200 cuidadoras de la empresa concesionaria podrían perder su empleo.

El alcalde jiennense ha comunicado este martes la renuncia a la prestación del servicio a la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez. Sin embargo, Fernández de Moya sostiene que se denunció el convenio con la Junta el 1 de octubre, con más de dos meses de antelación a la expiración del convenio. Pero el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha indicado que la denuncia llegó con dos días de retraso, por lo que insta al Consistorio a no desistir de la prestación del servicio. Esta prestación se regula a través de un convenio firmado en 2007, cuando se puso en marcha la Ley de la Dependencia, y que establece que la Junta financia el servicio a través del pago de las horas a las cuidadoras mientras que el Ayuntamiento está obligado a prestar el servicio. Al margen de ese convenio, el Consistorio jiennense tiene otro plan municipal más antiguo por el que presta ayuda a domicilio a otros 170 usuarios.

La Junta de Andalucía asegura que este año ya ha transferido un pago al Ayuntamiento de Jaén de 600.000 euros y está pendiente de abonar otro de 800.000 euros. Con todo, el portavoz del Gobierno ha admitido las "dificultades de tesorería" para pagar este servicio, principalmente, dijo, por la "merma" en la aportación del Estado, que ha reducido en 314 millones su aportación a la dependencia en Andalucía. Eso motiva que la Junta asuma el 78% de la financiación y el Estado el 22%.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Jaén, inmerso en una grave crisis financiera, insiste en que no puede mantener por más tiempo el débito de la Junta. "No vamos a soportar una competencia que es exclusiva de la Junta y al mismo tiempo un impago que se acerca ya a los dos millones de euros. Estábamos abiertos a cualquier negociación que pasara por hacer puntualmente frente a los pagos exigibles a la Junta de Andalucía, pero la Administración autonómica no contestó a este asunto, lo que demuestra que la dependencia le importa muy poco", ha señalado el alcalde.

Según Fernández de Moya, otra prueba de la deuda que mantiene la Junta es que esta se ha acogido, por un millón de euros, al plan de pago a proveedores que tiene suscrito el Ayuntamiento con el Ministerio de Hacienda con facturas pendientes hasta el 30 de abril. Con todo, el responsable de Salud y Dependencia de UGT, Miguel Ángel Cazalilla, ha dicho tener "constancia" de que el Ayuntamiento ha utilizado "algunas partidas" abonadas por la Junta para la dependencia para financiar otros servicios. "Tal y como nos llega el dinero de la Junta se le ingresa a la empresa concesionaria", ha replicado la concejala de Bienestar Social, Reyes Chamorro.

Las reacciones a la decisión municipal se han sucedido. UGT ha lamentado que el Ayuntamiento "abandone a su suerte" a los usuarios de la dependencia, lo que demuestra su "total falta de interés y ausencia de compromiso con las personas más necesitadas". La delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Purificación Gálvez, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad del Ayuntamiento, a quien ha demandado "lealtad" para atender a las "personas más vulnerables".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El secretario local del PSOE, Manuel Fernández, ha vinculado la decisión del alcalde con las protestas que llevaron a cabo las trabajadoras de la empresa concesionaria durante el pregón de la feria de Jaén. Las cuidadoras llevan dos meses sin cobrar de la empresa Multiservicios Jabalcuz, que es quien tiene la concesión tras romper el Consistorio el pasado año el contrato con la anterior adjudicataria, Macrosad. Las cuidadoras no descartan una huelga indefinida.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS