Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un testigo de Emarsa prestó dinero a Cuesta por unos terrenos “a recalificar”

El exgerente de la depuradora necesitaba el dinero para dar la entrada de un piso

Enrique Chulià Soriano era un carnicero que, en 2005, prestó 150.000 euros al exgerente de Emarsa y exalcalde pedáneo de Benimàmet (Valencia), Esteban Cuesta. El dinero se destinó –según Soriano- a unos terrenos de 85.000 metros cuadrados que “se tenían que recalificar”. Cuesta necesitaba el dinero para dar la entrada de un piso, según Chulià.

Esta fue una de las confesiones más curiosas que el carnicero explicó esta semana en una declaració conocida este viernes al magistrado Vicente Ríos, que instruye el caso Emarsa –supuesto saqueo de 25 millones de euros de la depuradora de Pinedo entre 2004 y 2010-. Chulià relató en calidad de testigo al instructor que prestó el dinero a Cuesta por “amistad” y previa consulta con su esposa. El exgerente de Emarsa se comprometió a devolverle el crédito “en un mes como mucho”.

El préstamo se gestó tomando un café quince días antes de acudir a la notaría de Valencia para firmar. Chulià fue prestamista “en dos ocasiones”, según dijo. Y se distanció de Cuesta, con el que le unía una importante amistad”, después de pasar lo que pasó”.