Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Muchos no pueden asumir este gasto”

El CHUO se queda sola en su defensa de un recorte que afecta a una población sensible

El hospital de Ourense
El hospital de Ourense

“Si un martes a las seis de la tarde a tu hijo le diagnostican una apendicitis, lo trasladan a Vigo obligando a su familia a viajar con él, con el coste de tiempo que ello conlleva y con el coste de alojamiento y comida que muchas familias hoy no pueden asumir”. Así comienza Ana Mateos, la madre de uno de los niños que estrenó el recorte del servicio de cirugía pediátrica en Ourense, la petición colgada en la página web change.org dirigida a la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, para que frene el desmantelamiento de esta especialidad en el complejo hospitalario ourensano. La respuesta ha sido abrumadora: 5.000 firmas recogidas en apenas 24 horas.

La gerencia del CHUO se queda sola en su intento por defender un recorte sanitario que afecta a una población especialmente sensible, la de los menores de 15 años, por más que insista en asegurar que la situación “se va a arreglar ya” mediante la incorporación a las urgencias pediátricas de los cirujanos de adultos. Una medida que, según los especialistas consultados por este diario, no evitará los traslados a Vigo ya que los cirujanos generales “no están capacitados para las intervenciones de neonatos y solo podrían asumir las de niños con más de 30 kilos de peso”. Los representantes sindicales alertan de que, al margen de que “contraviene la normativa”, si los cirujanos generales aceptan la propuesta de la gerencia de cubrir las guardias pediátricas “lo harán forzados y, lo que es peor, inseguros, porque atenderán patologías a las que, salvo las apendicitis, no están habituados”.

Para los colectivos sanitarios la fusión del servicio ourensano con el vigués solo contribuirá a derivar a los pacientes a los hospitales concertados teniendo en cuenta que en Vigo “hay solo seis cirujanos y una considerable lista de espera”.

 

Más información