Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
educación

Uriarte elimina las becas contra el abandono escolar y prioriza las de comedor

En torno a 650 estudiantes recibían cada año estas prestaciones

El Gobierno publicó ayer la orden de becas para la educación no universitaria para este curso, convocatoria por valor de 53 millones de euros, 40.000 menos que la del ejercicio anterior, que aumenta la cuantía máxima que subvencionará por el concepto de comedor, de 640 a 712 euros.

El refuerzo de ese apartado llega en detrimento de otros dos, las becas para estudiantes de Bachillerato y FP para compensar su ausencia de ingresos mientras estudian y las ayudas para alumnos en “mayor riesgo de abandono” del sistema educativo sin finalizar Secundaria que estudien un Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI).

En torno a 650 jóvenes se han beneficiado cada curso de ambas ayudas, según cálculos del Departamento de Educación. El curso pasado, los alumnos en riesgo de abandonar el sistema recibieron 350 euros como incentivo para seguir estudiando, mientras que los de Bachiller y FP con dificultades económicas recibieron 2.816 los de FP superior con prácticas —sin ellas 2.273—, 2.405 los de FP medio y prácticas, y el resto de niveles 2.020 euros. Todos ellos podrán recibir becas escolares, pero por el resto de conceptos ordinarios, como el material, el transporte o el comedor.

Educación explicó ayer a este diario que el equipo de Cristina Uriarte apuesta por “priorizar” las becas de comedor, el curso pasado se concedieron más de 91.000, en un momento en el que la crisis está generando problemas económicos a las familias —esta razón ha hecho que los comedores pierdan más de un millar de estudiantes en los años de la crisis—. La nueva convocatoria busca cubrir un mayor porcentaje del coste del comedor.

Mismos requisitos

Las ayudas suprimidas servían para animar a los estudiantes a que siguieran en el sistema educativo y no acudieran prematuramente al mercado laboral, pero el departamento entiende que “la crisis no invita a abandonar los estudios”, ya que las perspectivas de encontrar trabajo son inferiores hoy en día.

En lo restante, la convocatoria mantiene intactos los requisitos de acceso y las cantidades de las becas. Según datos del curso 2011-2012, el número de estudiantes becados tanto en la red pública como en la concertada fue de 126.370, el 38% del total de la etapa no universitaria.