Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Margarita Salas incide en los beneficios sociales y económicos de la investigación

La gran bioquímica española recuerda en la Nau que la inversión científica revierte en todos

José Pío Beltrán, Margarita Salas y Esteban Morcillo, en la Nau..
José Pío Beltrán, Margarita Salas y Esteban Morcillo, en la Nau..

La gran bioquímica asturiana Margarita Salas (Canero, Concejo de Valdés, 1938) realizó este miércoles un llamamiento a invertir más en investigación básica y  a la economía del conocimiento. Lo hizo en un Aula Marga de la Nau llena de un público muy participativo que fue a escuchar a una de las más grandes científicas españolas, dentro de Claustre Obert, espacio de debate y reflexión auspiciado por la Universitat de València y la edición valenciana de EL PAÍS. 

Salas incidió en los beneficios sociales y económicos que se derivan de la investigación. Explicó que de su dilatado trabajo con el virus bacteriófago Phi29 surgió una aplicación biotecnológica muy importante. Y la patente sigue generando ingresos (que van en parte al CSIC y en parte al laboratorio). Un logro que no se hubiera alcanzado sin presupuesto para investigar.

La bioquímica recordó con emoción a su marido, también científico Eladio Viñuela, con quien compartió investigación. Rememoró su generosidad y los ánimos que le daba para que investigara en un tiempo en que las mujeres apenas entraban en los laboratorios.  

Científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid), Salas citó también a su maestro Ochoa para destacar la importancia de las investigación básica y sus posteriores aplicaciones. 

La prestigiosa científica estuvo acompañada por José Pío Beltrán, coordinador institucional del CSIC en la Comunidad Valenciana, y por el rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo.