Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno destina 28,4 millones a paliar el paro juvenil y de larga duración

El grueso de la partida se destina a impulsar el empleo en los municipios más castigados

El Gobierno aprobó ayer un importante paquete de las medidas sobre el plan de empleo que requieren de desarrollo, 28,4 millones de euros en total, de los que el grueso, 20 millones, se refiere al impulso del empleo en el ámbito local. La medida, que se activa siete meses después de la aprobación del plan de reactivación del empleo por parte del Ejecutivo, está dedicada a todos los municipios, pero se enfoca especialmente en aquellos cuya tasa de paro supera el 15,6% —la tasa actual de paro en Euskadi está situada en el 15,5%—.

Las ayudas se dedicarán a que tanto los ayuntamientos como las empresas de inserción o de asociaciones que tengan contratos de proyectos de los municipios contraten a menores de 35 años, mayores de 45 años con más de seis meses en desempleo, parados de larga duración y personas en riesgo de exclusión, discapacitados, víctimas de violencia de género, etc.

Según explicó el consejero de Empleo, Juan María Aburto, tras el Consejo de Gobierno que dio luz verde a estas medidas, las ayudas solo se concederán para contratos que duren un mínimo de tres meses, ninguno debe ser de formación y aprendizaje y tendrá que ser por al menos media jornada. Al menos el 30% de los contratados tienen que ser perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos, una condición que también puso la exconsejera Gemma Zabaleta, que con el programa aprobado por los socialistas financió empleos directos en los municipios por espacio de seis meses y 1.500 euros mensuales.

También se subvencionará el apoyo al emprendimiento local durante los seis meses posteriores y se darán ayudas para crear empleo ordinario en empresas de la zona. Los contratos deberán de ser también de al menos tres meses y con un mínimo de 50% de la jornada. El segundo bloque se refiere a 7,4 millones de euros para que los centros públicos y privados de los que Lanbide hace uso para atender a las personas de difícil colocación —parados de larga duración, discapacitados, etc.— y ayudarles a través de formación para que su perfil sea más atractivo para las empresas como aspirantes a un puesto de trabajo.

El Ejecutivo autonómico ensalzó que ha decidido aumentar un 35% el presupuesto para este ámbito, que contó con 12,26 millones en 2012. La partida aprobada ayer, de 7,14 millones, se suma a la impulsada en junio de 9,4 millones de euros, lo que supone un total de 16,5 millones para formar a personas que tengan especiales dificultades para encontrar un trabajo. El Ejecutivo también aprobó una ayuda por 1,3 millones de euros para que las asociaciones de comerciantes pongan en marcha medidas de impulso en un sector que está siendo especialmente sacudido por la crisis económica.