Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUPLEMENTO DE INNOVACIÓN EN EL PAÍS VASCO

Los pulmones de la investigación

Los cuatro parques tecnológicos se sitúan en la vanguardia de la I+D+i

Instalaciones del Parque Tecnológico de Miramón, en San Sebastián.
Instalaciones del Parque Tecnológico de Miramón, en San Sebastián.

Las 430 empresas que se encuentran enclavadas en los cuatro parques tecnológicos del País Vasco destinaron el pasado ejercicio un total de 525 millones de euros a proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), lo que supone el 14% de la facturación total, manteniendo así la tendencia al alza registrada durante los últimos años.

Aproximadamente un tercio de los casi 15.000 empleados de estas más de cuatro centenares de compañías se dedican a estas tareas, que cuentan con un alto valor añadido.

El presidente de la red de parques, José Miguel Corres, en el cargo desde el pasado mes de marzo, opina que las instalaciones de Zamudio (Bizkaia), Miñano (Álava) Miramón (San Sebastián) y Garaia (Mondragón) suponen la “pista de aterrizaje” para ofrecer a las empresas tecnológicas “un entorno amable, conectado a redes de información y conocimiento” que les permita situarse a la vanguardia de la innovación y el conocimiento en Euskadi.

Los parques tecnológicos realizan el 35% de todo el gasto en I+D+i de la comunidad autónoma. Albergan a empresas orientadas al negocio de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC, el 31% del total), la I+D (el 17%), electrónica (el 13%), biociencias (el 10%), aeronáutica (un 9%) o ingenierías (un 8%).

Los cuatro parques suman 430 firmas y cerca de 15.000 trabajadores

“Cada parque tiene su especificidad. El sector bio ha encontrado en nuestras instalaciones una magnífica acogida”, apunta Corres. “Han sido y son muchos los proyectos empresariales que, teniendo su base en este sector, se convierten en empresas lanzadas al mercado, con algunos exponentes muy prestigiosos y otros de muy esperanzador futuro”, añade.

En su opinión, “antes han estado presentes las diferentes formas de TIC, probablemente no como elementos finalistas, sino para incorporar a otros desarrollos, las telecomunicaciones, diferentes actividades manufactureras avanzadas, aeronáutica, automoción… Son parques multidisciplinares; lo que marca su pertenencia es un elevado contenido tecnológico”, resalta.

Para el presidente de la red de parques, estos centros empresariales “deben ir mucho más allá de realizar una mera gestión inmobiliaria. Debemos aportar un plus de información, conocimiento e interrelación”.

El Gobierno ha decidido incluir los parques tecnológicos en un plan de racionalización del complejo cuadro institucional vasco, lo que supondrá integrarlos bajo una misma gestión y dirección, aunque sin perder la especificidad que les distingue. Dicha estrategia supondrá, explica Corres, afrontar “un plan comercial único, un solo protocolo de actuación, una complementariedad de actividades, así como una reducción de cargos directivos del 75%”.

Corres: “Debemos aportar un plus de conocimiento e interrelación”

A estos centros acuden con frecuencia delegaciones extranjeras —la última, en septiembre pasado, a cargo de autoridades del Estado austriaco de Estiria— para conocer el modelo vasco de competitividad, resalta Corres: “El primer ministro de Perú y tres miembros de su Gobierno dedicaron cuatro días a conocer nuestros parques para replicar el modelo. Ahora, colaboramos con regiones de Colombia y Brasil, a los que aportamos nuestra experiencia para apoyar sus proyectos”.

Ajenos a los embates de la crisis económica —los parques aumentaron su facturación el año pasado en un total de 52 millones de euros y sumaron 543 nuevos trabajadores—, la red que los agrupa afronta el futuro con una importante reserva de suelo para continuar creciendo y planes de expansión en zonas como la margen izquierda del Nervión (Abanto y Ortuella), Galarreta (Hernani), el parque científico de Leioa, Urdanibia (Hondarribia e Irún), Eibar y Zorrozaurre. Estas zonas siguen diferentes niveles de desarrollo y ejecución.

“Estamos preparados para recibir empresas tecnológicamente avanzadas, propiciar sinergias entre las existentes y crear un clima empresarial adecuado”, sentencia Corres.

Dentro de un grupo asesor de la UE

J. R.

Los cuatro parques tecnológicos se han integrado, a través de la directora de Innovación del vizcaíno, Marian Ibarrondo, en el Grupo Asesor para Pymes-Horizonte 2020 de la Comisión Europea, que tiene como objetivo mejorar la participación de pequeñas y medianas empresas en dicho programa europeo.

Ibarrondo será una de los 20 expertos de distintas instituciones y entidades de diversos países europeos que formarán el grupo y la única representante española.

La Comisión Europea ha creado este equipo de asesores en el marco del nuevo programa de financiación Horizonte 2020, con el cual pretende promover medidas específicas para mejorar la participación las pymes en el ámbito de la investigación y la innovación europeas.

La primera reunión del grupo se celebró el pasado 30 de septiembre en Bruselas, reunión en la que los representantes de la Comisión expusieron las actividades del programa marco Horizonte 2020, en concreto el apoyo a las pymes y el programa de trabajo para los años 2014 y 2015 sobre innovación en pequeñas y medianas empresas.

El grupo de asesores, que se reunirá cuatro veces al año, tendrá un papel activo en promover medidas para implicar mejor a las pymes en el apoyo a la investigación e innovación europeas.

Este equipo tendrá autonomía para presentar propuestas de todo tipo a la Comisión para mejorar la participación en el programa marco Horizonte 2020, que tendrá una duración de siete años (2014-2020) y un presupuesto estimado de 80.000 millones de euros.