Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jorge Juan, al servicio de su Majestad

Alicante conmemora los 300 años del nacimiento del "sabio español, que llegó a ser espía"

Fue un hombre del Renacimiento: científico, marino, ingeniero, astrónomo, cronista, matemático, etc. Alicante se prepara para rememorar la vida de su alicantino más ilustrado, Jorge Juan Santacecília (1713-1773), en un seminario que reunirá entre los próximos días 14 y 16 a todos los expertos  para poner en común en la Universidad de Alicante las investigaciones sobre su persona, obra, labor y su vida.

El Congreso Internacional Jorge Juan Santacecília (1713-1773) en la España de la Ilustración. Memoria y presente abordará 300 años después de su nacimiento la figura del, como se le conocía por Europa, "el sabio español". El encuentro de tres días se celebrará en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Alicante este mes.

El catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Alicante, Armando Alberola, ha señalado que el objetivo del congreso "es divulgar y acercar a la calle la figura del marino y científico" pero también "dar cabida a la alta investigación que se hace sobre el ilustrado". El congreso contará con cuatro grandes bloques: América y España: los procesos de construcción del saber en el siglo XVIII; La gestión del saber: científicos y técnicos; "Poder político, reformismo, Ilustración; y Jorge Juan Santacecília, espejo de su siglo.

Jorge Juan, que vivió una vida de ciencia y aventura, logró poner punto y final a la gran discusión de su época, una batalla entre ingleses y franceses por determinar el perfil del globo. En una cueva del volcán Pichincha (Ecuador) hizo las triangulaciones necesarias para medir el arco del meridiano de la tierra en un viaje ordenado por Felipe V que duró 10 años. De su viaje a las Américas no solo se trajo datos científicos, también sus Memorias sobre Perú y Chile, libro que denuncia los abusos de corregidores y curas sobre los indios.

De aquella misión también tuvo una tarea secreta que le encargó el rey: espiar, quizás su faceta más desconocida. Tras múltiples entrevistas, trajo a España datos de puertos, arsenales, rutas de contrabando, fraude fiscal, etc.

No sería la primera vez que ejerciera de espía. De Reino Unido se trajo no solo técnicas de construcción naval, también el fichaje clandestino de operarios que pudieran botar en España barcos similares a los ingleses. Puro espionaje industrial. Pidió al rey que cambiara sus planes, más cercanos a la idea que tenían los franceses de los barcos como buques pesados. "Preveo el horror de las armas, vasallos y estados de vuestra Majestad en peligro inevitable a perecer en un solo día", dijo por carta secreta al rey, que siguió con sus planes. Y de ahí Trafalgar y el hundimiento de toda la armada. Hace 300 años, los científicos españoles tenían el mismo predicamento que hoy.

Una vida de aventura y ciencia

EFE

'Jorge Juan Santacecilia' es el título de la exposición que el próximo día 29 será inaugurada en la sala Aifós de la Universidad de Alicante. Se trata de una muestra con "22 paneles y diversas vitrinas con documentos y objetos de interés, dispuestos en cinco grandes secciones que analizan y exponen los acontecimientos más importantes de la época, la vida y la obra de Jorge Juan Santacilia.

Un recorrido que comienza con 'La España de Jorge Juan', donde se aborda la situación de España tras la Guerra de Sucesión, de la Marina y de la militarización de la ciencia, con el objetivo de contextualizar el momento histórico donde nace Jorge Juan. Un segundo apartado en el que se analiza su biografía y formación que se complementa con el espacio en el que se dan a conocer su trabajo en "Al servicio de la Monarquía: viajes y comisiones". La actividad docente y diplomática y su trabajo como científico y el reconocimiento que ha tenido a lo largo de la historia sirven de punto final para la exposición.