Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un inversor saudí negocia la adquisición del edificio InTempo

El Grupo Aldhowayan quiere vender los pisos aún disponibles a compradores del Golfo Pérsico

El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, con el inversor saudí Abdullah Saad Aldhowayan.
El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, con el inversor saudí Abdullah Saad Aldhowayan.

Abdullah Saad Aldhowayan, representante del holding de empresas saudí Aldhowayan, ha visitado esta mañana el edificio InTempo, el rascacielos residencial más alto de la Unión Europea y que marca el techo de Benidorm (Alicante) con sus 200 metros de altura que están previstos se inauguren a principios de 2014.

El inversor saudí se ha subido a la azotea del InTempo en compañía del alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, y varias personalidades políticas y de la promotora propietaria del edificio Olga Urbana, entre ellos su presidente José Ignacio de la Serna.

Según el consistorio, el grupo Aldhowayan trabaja conjuntamente con uno de los bancos de inversión "más importantes" de Oriente Medio para la adquisición del edificio. La pretensión de la empresa es comercializar entre clientes de Arabia Saudí las viviendas que aún quedan disponibles.

El holding saudí, según la información aportada por el consistorio benidormí, tiene presencia en las principales ciudades de Arabia Saudí desde la que hacen negocios en sectores clave de su país y acceden a la mayoría de mercado del Consejo de Cooperación del Golfo, que reúne desde 1981 a siete países de la región.

No es la primera vez que inversores extranjeros se interesan por el InTempo, un edificio que ha registrado todo tipo de incertidumbres y situaciones que denotan una planificación plagada de imprevisiones, empezando por la liquidación de la constructora que comenzó el edificio hasta el  abandono del proyecto por parte de los arquitectos.

En la actualidad, el préstamo del edificio InTempo pertenece al llamado 'banco malo', la Sareb, (Sociedad de Gestión de Activos Inmobiliarios procedentes de la Reestructuración Bancaria), que se quedó por 52 millones con el crédito de 92 millones concedidos a Olga Urbana por la extinta Caixa Galicia.

Como reconocimiento a su innovación técnica, InTempo ha sido nominado en los premios internacionales FIB 2014 en Bombay (India), dentro de la categoría de inmuebles de mejor construcción de hormigón del mundo.

Más información