Huelva vende propiedades municipales y privatiza el servicio del cementerio

El adjudicatario del camposanto de Granada dice que ofrecerá nuevos servicios El PP onubense aprueba la cuarta subida del agua desde que la vendió

Dos vecinos de Granada, en el cementerio.
Dos vecinos de Granada, en el cementerio.m. zarza

El equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Huelva aprobó ayer en pleno gracias a su mayoría absoluta el tercer plan de pago a proveedores y la modificación del plan de ajuste. Este nuevo programa económico incluye la venta de propiedades y la privatización de la gestión del cementerio por 50 años para ingresar 700.000 euros anuales. El Ayuntamiento de Granada ya lo ha hecho y el adjudicatario anunció que ofrecerá nuevos servicios.

El nuevo plan de Huelva, que dota al Ayuntamiento de un préstamo de 25 millones de euros —con los intereses ascenderá a 27 millones—, permitirá saldar la deuda con un total de 204 proveedores y liquidar 2.135 facturas. Este tercer préstamo, sumado a los anteriores, eleva la deuda municipal de 230 millones de euros, como recordó ayer el portavoz del grupo del PSOE, Gabriel Cruz.

Para liquidar la operación bancaria, el equipo de Gobierno se ha visto abocado a poner a la venta parte de sus propiedades, como el Palacio de Deportes, una adjudicación con la que espera ingresar 11 millones de euros. El portavoz del equipo de Gobierno, Francisco Moro, negó que se vaya a enajenar del edificio de la Gerencia de Urbanismo y el polideportivo Andrés Estrada como se dijo en un primer momento.

Gabriel Cruz preguntó ayer al alcalde, Pedro Rodríguez, si va a poner al Ayuntamiento “en liquidación”. “Lo grave de la situación es que, aun vendiendo y recaudando dinero, solo dará para pagar la deuda que ya se tiene. Se sigue generando nueva deuda y cada vez hay menos que vender para seguir garantizando la prestación de los servicios públicos”.

El portavoz de IU, Pedro Jiménez, tachó de lamentable la medida. “Lo que nos quedaba por ver era que llegásemos a la privatización del cementerio. Un hecho que consideramos lamentable”, indicó Jiménez. E ironizó: “La privatización del cementerio va a ser la tumba del alcalde. Le va a suponer el entierro definitivo. A partir de ahora el alcalde está muerto y enterrado por haber tocado algo tan sensible para los ciudadanos como son sus muertos”, remarcó Pedro Jiménez.

El PP también dio luz verde ayer en el pleno a otra medida polémica. El incremento del 4,1% en la factura del agua, la cuarta subida desde que el equipo de Gobierno privatizara en 2011 el 49% del servicio, que ahora está en manos ahora de la empresa Aquagest. En estos dos años, la factura del agua ha aumentado un 30%. Una subida que contradice las propias declaraciones del alcalde que aseguró que no subiría la tarifa del agua pese a la venta de parte de Aguas de Huelva, considerada como la joya de la corona de las empresas municipales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el 4,1% de subida, que entrará en vigor en enero próximo, se incluye el canon de la Junta de Andalucía, el aumento de la tarifa eléctrica y la subida del IPC. Ese incremento contempla un 0,7% para un concepto que el gobierno local ha venido a denominar Fondo Social para pagar las facturas de agua de familias sin recursos. Pero ese fondo no sale de los beneficios de la empresa, sino del bolsillo de los propios ciudadanos.

Por su parte, la empresa privada que se va a gestionar el cementerio de Granada, Invernor (Inversiones Reunidas del Norte), asegura que aumentará la plantilla porque pretende ampliar la actividad y crear nuevos servicios. También asegura que no subirá las tarifas en los próximos dos años, como se establece en el pliego de condiciones.

El representante de Invernor Antonio Pesquera firmó del contrato con el que esta sociedad se hace con el 49% de las acciones de Emucesa, la empresa municipal. Su gestión se prolongará durante 50 años y abonará al Ayuntamiento granadino 7,5 millones de euros.

Según Pesquera, Invernor invertirá más de dos millones de euros en ampliar el tanatorio, poner en marcha una sociedad de servicios funerarios (traslados de difuntos, féretros, etc.), y abrir otros negocios complementarios, como una floristería. Los precios de entierros, incineraciones y demás servicios que ya se prestaban serán acordados entre la empresa y una comisión municipal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS