Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez de Emarsa confirma las fianzas de 13,7 millones a Bernácer y Morenilla

El instructor desestima el recurso de los exdirectivos de la Generalitat

Recuerda que hay indicios de que estuvieron en el centro de un “fraude millonario”

El juez del caso Emarsa, que investiga el saqueo de 25 millones de euros entre 2004 y 2010 de la sociedad pública que gestionaba la depuradora de Pinedo (Valencia), decidió ayer mantener la fianza de 13,7 millones fijada en julio a los imputados José Juan Morenilla e Ignacio Bernácer, exgerente y exjefe de Explotación, respectivamente, de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas (Epsar), la empresa de la Generalitat que desde 2003 pagó a Emarsa 120 de millones de euros por el tratamiento de los lodos.

El magistrado desestima el recurso de Morenilla y Bernácer, que supuestamente habrían contribuido a sabiendas al expolio de Emarsa fijando un precio por procesar el lodo -42 euros por tonelada- que duplicaba las tarifas de mercado. El magistrado ya pidió a Hacienda que indague el patrimonio de los imputados para proceder al embargo de sus bienes para cubrir la fianza. “Los imputados no podían ignorar que los precios supuestamente fijados excedían del coste unitario [de EPSAR, unos 20 euros]", alega el juez.

En dos contundentes autos, el instructor Vicente Ríos recuerda que los indicios sitúan a los exdirectivos de Epsar en el centro de una trama que provocó el “fraude millonario” de la empresa pública creada por el Ayuntamiento de Valencia y 17 municipios del área metropolitana. Sostiene que los indicios de criminalidad de los imputados “se han visto reforzados” como consecuencia de la investigación judicial. Y destaca que sus delitos no se sustentan exclusivamente en las declaraciones de otros imputados.

Sin mencionarlos, el magistrado se refiere a los testimonios del exdirector financiero de Emarsa, Enrique Arnal; el exinformático Sebastián García, Chanin; y el último gerente de la empresa pública Esteban Cuesta. Los tres apuntaron a la responsabilidad en la presunta trama que vació Emarsa a Bernácer, Morenilla, y el exvicepresidente de la Diputación de Valencia y exalcalde de Manises, el popular Enrique Crespo.

El magistrado destacó que “resulta llamativo” que el exgerente de Epsar desconociese que el gestor de los lodos de Emarsa fue la firma Adobs Orgánics SL. Y destaca la amistad de Morenilla con el encargado de firmar los contratos con las empresas del imputado y prófugo de la justicia Jorge Ignacio Roca Samper. Las sociedades administradas por este último entre 2005 y 2010 actuaron supuestamente como empresas interpuestas entre Adobs Orgánics SL y Emarsa para disparar la facturación.

El juez del caso Emarsa decidió incorporar a las diligencias previas las facturas de entre 2006 y 2010 del concejal de Moncada imputado Luis Botella de las Heras (PP). El edil cobró presuntamente 114.978 euros de la empresa pública que gestionaba la depuradora de Pinedo por un asesoramiento jurídico que no se produjo.