Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pediatras reconocen ahora que hay malnutrición por la crisis

La Sociedad Española de Pediatría y el Síndic de Greuges piden "mejorar y cambiar determinadas políticas públicas para combatir" el problema

La Sociedad Catalana de Pediatría rectifica. Tras salir a la palestra el pasado agosto para “puntualizar” el informe del Síndic de Greuges sobre la malnutrición y poner en duda los datos que en él constan, la sociedad científica reconoció ayer que en Cataluña “existe un problema de malnutrición infantil relacionado con privaciones alimenticias” agravadas por la crisis económica.

La sociedad se erigió como la voz crítica con el informe del síndico, Rafael Ribó, después de que este pusiera de manifiesto a principios de agosto que unos 50.000 niños no ingieren proteínas de la carne y el pescado de forma regular y hablase de un problema de “malnutrición” sobrevenido en los últimos años debido a la crisis. La sociedad manifestó, menos de una semana después de hacerse público el informe, que “los niños en Cataluña, en general, reciben los alimentos que aseguran una dieta equilibrada” y reconoció solo un problema de malnutrición “por exceso”.

También puso en duda el dato ofrecido por el Síndic —basado en información facilitada por la vicepresidenta del gobierno, Joana Ortega— sobre 750 niños con diagnósticos relacionados con la pobreza y la desnutrición identificados por los servicios públicos de atención primaria. “La desnutrición económica no existe en Cataluña”, afirmó en una entrevista en Catalunya Ràdio el presidente de la sociedad, Ferran Moraga, que achacó esos casos a enfermedades crónicas. Moraga destacó también que el Síndic no se reunió con representantes de la sociedad antes de hacer público el informe, aunque reconoció que la institución les envió una carta solicitando un encuentro.

Cambio de políticas

Tras reunirse ayer Ribó, Moraga y representantes de ambas instituciones, la Sindicatura y la Sociedad Catalana de Pediatrían pidieron “mejorar y cambiar determinadas políticas públicas para combatir las situaciones de malnutrición infantil y garantizar el derecho de los niños a una alimentación adecuada”. La sociedad también solicitó al Departamento de Salud, como ha hecho la Sindicatura, que clarifique los datos del Instituto Catalán de la Salud sobre los 750 casos de desnutrición indentificados. El consejero de Salud, Boi Ruiz, ha hecho suyos los argumentos de esta sociedad al afirmar que en Cataluña no hay un problema de malnutrición por la crisis y también que los casos de desnutrición se deben a razones genéticas y no a causas socioeconómicas.

Más información